El Hincha Mundial, Opinión Mundial

Opina Diego Mussetta

No hay que alarmarse, aún hay tiempo


Tranquilidad. Eso es lo que hay que tener ahora. Fue un empate en el debut. Es verdad que ante un seleccionado que se estrenaba en una Copa del Mundo y que hizo su negocio. Pero tampoco es para alarmarse. Aún quedan dos fichas por jugar y ahí no hay que fallar.

Argentina intentó, movió el balón pero jamás consiguió la llave para abrir el cerrojo defensivo de Islandia, un equipo que no se movió de su libreto y que cumplió a rajatabla lo que les indicó su entrenador: dos líneas de 4 bien juntas, presión doble contra Messi y aguantar. Esa fue la estrategia. Y les alcanzó. El gol de Agüero pareció que abría todo, pero una falla en la marca defensiva (y las hubo y mucho) de Argentina le dio la chance al limitado Islandia de empatar: gol y asunto cerrado.

Es verdad que Argentina tuvo la oportunidad de ganarlo con el penal de Messi, pero una mala ejecución y una mejor atajada del golero nórdico dejaron el encuentro en tablas.

El Argentina-Islandia fue casi un calco de España-Portugal. Uno dominó a voluntad; el otro esperó pero fue contundente y eficaz. Uno apostó por el toque, la circulación y la llegada con pelota a ras del piso; el otro se la jugó por defenderse y ver qué pasaba arriba. El viernes España fue más que Portugal, pero los lusitanos tienen a Cristiano Ronaldo y por eso se llevaron un punto. Hoy Argentina dominó a Islandia, pero los nórdicos se llevaron la grande porque marcaron en el momento justo y porque Messi, a diferencia de Cristiano, no tuvo su tarde.

Basta de lamentos. Es hora de dar vuelta la página. Islandia ya es pasado. Croacia ya asoma en el horizonte. Y ahí sí no se puede fallar. Si no, la historia se pondrá negra.

Comentarios