El Hincha

Clásico Rosarino

No fue una fiesta para todos: muchos socios no pudieron ingresar al Gigante

El Clásico no fue una fiesta para todos. Mientras los jugadores salían a la cancha y los más de 40 mil hinchas presentes los recibían entre papelitos y banderas. Afuera, la gente no la pasaba nada bien


El Clásico no fue una fiesta para todos. Mientras los jugadores salían a la cancha y los más de 40 mil hinchas presentes los recibían entre papelitos y banderas. Afuera, la gente no la pasaba nada bien.

Es que media hora antes de que comience el duelo, programado para las 15.30, las puertas del Gigante de Arroyito se cerraron por razones de seguridad, ya que la capacidad de espectadores del estadio quedó colmada a pesar de que muchos hinchas aún permanecían en la fila y quedaron con la entrada en mano para ingresar a la cancha.

Aunque eso no fue lo peor. Hubo corridas de los hinchas y la policía disparó balas de goma y arrojó gases lacrimógenos.

El problema se originó cuando los socios y las socias, que pretendían ingresar al Gigante, se encontraron con las puertas cerradas de forma anticipada pese a tener entradas.

“Nos agarraron a balazos y nos tiraron los caballos. Soy socio y tengo plateas. Hay gente con palcos que no puede entrar. Es la primera vez que pasa”, relató uno de los hinchas afectados a TyC Sports.

“Todas las entradas están cerradas y reprimiendo con los caballos”, agregó otro hombre desde la puerta 6. Una mujer relató una situación similar y mostró una herida de bala de goma en la pierna izquierda.

En tanto que el presidente de Central, Rodolfo Di Pollina, afirmó que “desde el club abriremos un espacio para resarcir a esa gente”, luego de expresar que se encuentran averiguando cuál fue la causa que desbordó el operativo.

Comunicado oficial

La CD está al tanto de la situación que vivieron cerca del horario de inicio al partido, en las calles aledañas, algunos socios que, dispuestos a ir a vivir la fiesta más importante de la ciudad, se encontraron con una represión que en algunos casos dificultó y en otros impidió el acceso al estadio.

Solicitamos a los socios damnificados que durante la próxima semana se comuniquen con el club -personalmente en sede de calle Mitre, o través de [email protected] o WhatsApp (341 202-1889)- con el fin de responder a cada situación en particular y aportar a la investigación de los hechos que está realizando el club.

Así también, pedimos a las autoridades responsables que den las explicaciones del caso y se comprometan en adelante a realizar todos los esfuerzos en garantizar, ante todo, la integridad de los asistentes a un evento de esta magnitud.

Comentarios