Ciudad, Política

Identidad y derechos

No binarios: a un año del nuevo DNI relevan problemas para realizar trámites estatales

El jueves se cumple el primer aniversario del decreto anunciado por el presidente Alberto Fernández. Tres personas de Santa Fe que accedieron a ese nuevo documento de identidad señalaron que los sistemas digitales con lo cual tienen múltiples trabas para realizar sus trámites


Este jueves 21 de julio se cumple un año de la presentación del DNI para personas no binarias en Argentina, el primer país de Latinoamérica en reconocer la identidad de género. Tres de ellas, que viven en la provincia de Santa Fe, hablaron con El Ciudadano sobre qué significó el anuncio de este decreto presidencial y detallaron los problemas administrativos que tienen desde entonces porque los sistemas estatales, aseguraron, no se actualizaron de forma correcta.

“Hay otras identidades además de la de hombre y mujer, y deben ser respetadas”, anunció el propio presidente Alberto Fernández hace un año cuando hizo el anuncio oficial de la medida en el Museo Casa Rosada, en la ciudad de Buenos Aires. Argentina se convirtió entonces en el primer país latinoamericano en habilitar la posibilidad de consignar una opción diferente en el campo “sexo” del DNI. El objetivo, especificaron, es garantizar el derecho a la identidad de género de las personas que no se autoperciben ni femeninos ni masculinos.

Las personas con nacionalidad argentina que desean realizar este cambio en su DNI tienen que acercarse a las sedes del Registro Nacional de las Personas (Renaper) o a cualquier delegación de los Registros Civiles, con su partida de nacimiento y su Documento Nacional de Identidad vigente. Así lo hicieron Noah, Ettiene y Beren en la provincia de Santa Fe y sostienen que los sistemas de organismos nacionales, tales como Anses, no permiten actualizar sus datos de forma correcta con lo cual no pueden avanzar en trámites que necesitan, sobre todo, para su vida laboral.

Noah tiene 34 años, vive en Rosario y se dedica a la fotografía y la comunicación. Empezó el trámite para modificar los datos de su partida de nacimiento en 2018 y en enero de este año recibió su DNI actualizado. Desde entonces no pudo actualizar sus datos en Anses: “El sistema de ese organismo no está adaptado a un tercer género o al género X por ende al no poder actualizar mis datos no puedo tramitar el monotributo ni lograr hacer la clave fiscal y todo eso conlleva no poder facturar. Ese es el mayor impedimento que tenemos en este momento”.

El uso de la “x” fue aceptado por Oaci (Organización de Aviación Civil Internacional) y comprende las acepciones no binario, indeterminado, no especificado, indefinido, no informado, autopercibido, no consignado, y otras identificaciones que no estén incluidas en el esquema tradicional. Argentina se suma al camino que emprendieron países como Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

En abril de este año, la web  o aplicación Mi Argentina anunció que incluiría a la “x” como opción en el registro del perfil digital de la ciudadanía “sin embargo al no estar rectificados los datos en Anses siempre nos tira error al momento de querer hacer nuevamente la inscripción en el sistema. Yo lo vengo intentando desde que hicieron la actualización al género X y no lo logro hacer, siempre me tira error y que intente más tarde, siempre queda en eso”.

A pesar de que el Estado ofrece canales de comunicación para resolver este tipo de problemas ninguna de las tres personas consultadas recibió una solución concreta.

Beren tiene 26 años y vive en la ciudad de Santa Fe, trabaja en un taller textil-serigráfico. Empezó su trámite para rectificar la partida de nacimiento en 2020, justo antes de la pandemia, en una acción que intentaron hacer en conjunto con otras personas que necesitaban lo mismo a través de la Asamblea Trans No Binaria de la provincia.

Así, Beren relata un derrotero de idas y vueltas administrativas, un primer DNI que llegó con el cambio a masculino en vez de X, lo que implicó que durante unos meses quedara sin DNI válido: “Entonces, no pude, por ejemplo, anotarme en las ayudas económicas que dio el Gobierno porque mi DNI no era válido. Las aplicaciones como Mi Argentina o Mi Afip tampoco me reconocían el DNI, tampoco había forma de hacer el trámite personalmente y se me dificultó mucho todo. También en ese momento quedó sin efecto mi beca Progresar como estudiante y no tenía con qué reclamar”.

Por su parte, Etienne se está por recibir en la carrera de Antropología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y tiene 24 años. También trabaja cuidando chicos. Relata que no tuvo mayores dificultades para acceder al nuevo DNI aunque le llamó mucho la atención que las personas que la atendieron en el Renaper local no estaban capacitadas para hacer la actualización, “me tuvieron que atender tres personas distintas para hacer el trámite aunque sea un trámite aparentemente sencillo, y ya habían pasado por lo menos seis meses del anuncio presidencial”.

Enumeró los mismos problemas que tuvieron Noah y Beren para realizar trámites y en lo particular quedó fuera de la beca Progresar “en la que supuestamente las personas trans somos un grupo prioritarios en la beca y me la negaron justamente porque no podían acreditar mis datos ni los de mi familia”.

“Ahora tengo otro DNI que yo pedí con mi nuevo nombre pero lo que sí me afecta es no poder hacer las gestiones de Anses y la respuesta que nos han dado hasta ahora es que el cambio no va a suceder hasta que no se solucione el tema de la caja jubilatoria”, es decir hasta que no se consigne este área también que abarca el universo de lo femenino y masculino.

Ni F ni M ni X

Tanto Beren como Noah puntualizan haber sentido un sabor agridulce cuando se enteraron del anuncio. Entienden que fue una buena noticia poder tener un DNI con el nombre que usan actualmente y que no tengan que elegir entre hombre o mujer.

Pero, al igual que varias personas con identidad no binaria, consideraron que elegir la X y no poder detallar palabras como “No binario”, “trans”, “agénero”, entre otros era una limitación dentro del amplio universo de posibles identidades de género.

El Estado nacional respondió en aquel momento que la X respondía a cuestiones administrativas, sobre todo en relación al vínculo con otros países y la libre circulación de estas personas. A pesar de eso, las webs de los organismos oficiales impiden en la práctica que quienes se autoperciben no binarias y hayan hecho el trámite correspondiente para cambio de DNI tengan acceso a los trámites necesarios para poder desenvolverse en el mercado laboral y puedan configurar sus perfiles virtuales de forma correcta.

Comentarios