El Hincha, Rosario Central

Análisis individual

Ninguno se salvó del aplazo en la derrota del Canalla ante Tigre en Victoria

En caída libre. Central volvió a perder. Esta vez de visitante ante Tigre por 3-1. El equipo de Carlos Tevez cometió todos los errores posibles en defensa y careció de juego de mitad de cancha hacia arriba


Foto Rodrigo Valle

Servio (4): Absolutamente nada para hacer en ninguno de los goles de Tigre, hizo lo que pudo ante el desastre que fue la defensa canalla.

Martínez (3): Arrancó dormido y Castro lo madrugó cuando no iba ni un minuto de partido. Y un rato después le escena se repitió. Insostenible.

Báez (3): Muy difícil jugar al lado de Almada. El ex Independiente fue uno más dentro del caos que fue el fondo de Central.

Almada (2): Caricaturesco. Verlo desparramado dentro del área en el segundo gol de Tigre fue un reflejo tan preciso como irrefutable del pésimo presente que atraviesa hace rato. Juega porque no hay otro. Tristísimo.

Blanco (3): Comenzó en otra sintonía y siguió casi de la misma manera. Un partido para el olvido de principio a fin.

Buonanotte (5): El único que se salvó del aplazó e intento, aunque careció de socios para plasmar sus buenas intenciones.

Tanlongo (4): Flojo partido. El juvenil no hizo pie en toda la noche y quedó rápidamente condicionado por una amarilla tempranera que lo descolocó por completo.

Ortíz (4): Primer partido como titular y poco más para destacar. El equipo no lo acompañó nunca. Difícil reprocharle algo con semejantes compañeros y un presente tan complejo.

Infantino (4): Se encontró con el gol del empate casi sin querer y poco más. No generó ni preocupó nunca a la defensa rival.

Cerrudo (4): Otro que tuvo su bautismo desde el arranque. Se empuje inicial se fue desinflando como el resto del equipo.

Frías (4): Mucha voluntad y sacrificio para correrlas todas, pero lo cierto es que no le dieron nunca una redonda.

Véliz (4): El héroe del Clásico entró con la ilusión de despertar a sus compañeros pero casi enseguida Tigre clavó el tercero y su empuje quedó en la nada. Sigue en baja.

Marinelli (-): A esta altura quedó más que claro porque Estudiantes lo mandó de vuelta. Una promesa que nunca terminó de asentarse y fastidia a todos.

Cortéz (-): Entró con el partido liquidado por un extenuado Ortíz y nada más.

Oviedo (-): Otro que ingresó cuando la historia estaba sentenciada.

Comentarios