Ciudad

Hija de Sebastián Sáez

Niña rosarina quiere conocer a su padre, futbolista que juega en Chile

Nunca conoció a su padre, un santiagueño que hizo inferiores y jugó en primera de Tiro Federal. Espera que las mujeres del club de Arroyito la ayuden a concretar el encuentro con el futbolista en el partido que Central disputara con la Universidad Católica de Chile


Es la primera de tres hermanos, no conoce a su papá pero sabe su historia. El hombre es jugador de fútbol profesional y en abril estará disputando un partido en Rosario, con el equipo chileno al que pertenece. La niña ansía tener un contacto, verlo, acercarse al hombre que le dio la vida. Pero nunca pudo lograrlo. La negativa de este jugador, las dificultades económicas de su mamá, el temor al rechazo y los distintos destinos que tuvo el futbolista a raíz de su trabajo han hecho, hasta ahora, imposible la notificación de la demanda por reconocimiento de paternidad extramatrimonial que la mamá de la niña inició en 2012.

Hoy, es la nena quien busca conocerlo. La llegada de este hombre a la ciudad le devolvió la esperanza de concretar un encuentro, busca apoyo para lograr una mirada de este hombre. Su mamá intentará comunicarse con mujeres referentes del club Rosario Central para que acerquen a las partes y materializar el deseo de esta niña.

Juana llegó al mundo cuando su mamá tenía 22 años. Eugenia conoció a Sebastián cuando jugaba en Tiro Federal y vivía en una pensión. Tuvieron una relación de aproximadamente un año. Según el relato del abogado de Eugenia, Lionel Dvoretz, el muchacho la abandonó cuando se enteró del embarazo. Luego otros destinos lo sacaron de Rosario.

La niña nació y Eugenia se convirtió en madre soltera. Hace 11 años que se hace cargo de su hija que asiste a una escuela pública y le gusta practicar gimnasia deportiva, actividad que desarrollaba en el club Rosario Central aunque ya no puede costear la cuota. Eugenia siguió con su vida y tuvo otros dos hijos pero nunca le negó a su hija mayor su historia, contó el abogado.

La falta de recursos económicos, el temor al rechazo y los distintos destinos que tenía el jugador -estuvo 6 temporadas en un equipo de Qatar- hicieron que la demanda por reconocimiento de paternidad que se inició en 2012 contra Sebastián Sáez no avanzara más allá de la presentación de la demanda, dijo Dvoretz. El abogado explicó que nunca se pudo concretar la notificación de la presentación judicial y si bien hubo algunos contactos con los representantes del jugador, nunca lograron una mediación.

El abogado contó que la única aproximación que tuvieron, fue a través de la agencia que representa al jugador que, de manera indirecta y desde hace algún tiempo, le transfiere una especie de cuota mínima de alimentos en forma mensual con la implícita condición que no moleste al jugador con reclamos, aseguró.

El único contacto que la niña tuvo con la familia del futbolista fue a través de Whatsapp con la madre y una hermana del futbolista pero no las conoce personalmente, dijo. Pero ahora la niña supo que el equipo dónde juega Jorge Sebastián Sáez, Universidad Católica de Chile, disputará dos partidos con Rosario Central. Este miércoles en el vecino país y el próximo 24 de abril en el Gigante de Arroyito, el club del que Juana es fanática.

La expectativa de la niña es encontrarse con el jugador en el partido de vuelta, es decir el 24 de abril ya que piensa concurrir a sector de la popular para ver el partido. El abogado explicó que es muy común que a la edad de Juana los niños comiencen a hacer propios los reclamos por su identidad y ello podría simplificarse si contaran con la voluntad del jugador.

Eugenia no guarda rencor y está dispuesta a fomentar la relación de la niña con el hombre siempre que haya un compromiso de su parte. El objetivo es darle un marco de seguridad y resguardar los derechos de la niña a su identidad, explicó. Para lograr el deseo de su hija, Eugenia buscará acercarse a referentes de la Secretaría de Género y la Subcomisión de Diversidad para lograr una intermediación con los representantes del jugador y lograr el anhelado encuentro.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios