País

Tragedia en González Catán

Niña murió atragantada mientras almorzaba en el colegio

El hecho ocurrió este martes cuando Leonela González, de 10 años, estaba almorzando como lo hacía a diario en la escuela primaria número 197. La ambulancia tardó en llegar


Una niña de 10 años murió atragantada mientras almorzaba en el comedor de una escuela primaria de la localidad bonaerense de González Catán, en el partido de La Matanza.

Los vecinos denunciaron que la ambulancia tardó demasiado en llegar y que la niña falleció en el lugar donde se produjo el accidente.

El hecho ocurrió este martes cuando Leonela González, de 10 años, estaba almorzando como lo hacía a diario en la escuela primaria número 197, ubicada en la calle Juan de Alagón entre Céspedes y Riglos, de esa localidad de la zona sudoeste del conurbano.

Fue en ese momento que la pequeña se atragantó ante la desesperación de docentes y compañeros, que nada pudieron hacer para salvarla.

La muerte de Leonela resulta incomprensible, publica el diario Crónica, habida cuenta de que no pudo implementarse algún tipo de mecanismo de Reanimación cardiopulmonar (RCP) para salvarle la vida.

El hecho comenzó a ser investigado por autoridades policiales y judiciales.

En el velatorio de la nena, llevado a cabo en la Cochería Calderón, a metros de la ruta 3 y la avenida Intendente Federico Russo, se vivieron momentos de sumo dramatismo y dolor.

Tras el velatorio, los restos de “Leo” (como la llamaban sus amigos) fueron llevados al Cementerio Privado Jardín del Oeste, en la localidad bonaerense de González Catán, donde sus más cercanos la despidieron con muestras de impotencia y desazón.

A pesar del cerrado hermetismo que hay sobre el caso, fuentes judiciales indicaron que todo fue muy sorpresivo y que el deceso de la menor se produjo en minutos, en medio de un escenario de desesperación.

Uno de los vecinos del lugar donde está ubicado el colegio primario comentó que la ambulancia tardó mucho en llegar a asistir a la nena, .

“No podemos creer lo que pasó, porque la ambulancia fue llamada cuando pasó el hecho y tardó mucho en venir”, expresó.

“Tampoco se entiende por qué alguien del colegio no agarró un auto o un remís y la llevó al hospital más cercano para que intentaran salvarla. Vinimos a pedir explicaciones y no nos atendió nadie”, expresó el hombre.

Si te gustó esta nota, compartila