País

La lucha de Agustina

Niegan pensión a una chica que nació sin brazos

Agustina vive en la localidad cordobesa de Noetinger, a unos 200 kilómetros de Rosario, estudia profesorado docente, hoy cumple 21 años y le cortan la obra social. Le envió una carta al presidente Mauricio Macri, pero no obtuvo respuesta


 

Agustina Sánchez vive en Noetinger, una localidad del norte de la provincia de Córdoba y situada a unos 200 kilómetros de Rosario. La joven nació sin brazos, pero logró muchas cosas, entre ellas practicar deportes, hacer porcelana fría, tocar la batería, estudiar e incluso ser abanderada. “Hago todo con los pies”, le contó a Telefé. “Leo, escribo, pinto”, entre el millón de cosas que hace como cualquier joven a su edad. También estudia y está en el último año del profesorado para docente nivel inicial. “Voy dos horas todos los días a apoyar a la docente de un curso. El voluntariado me permitió acceder a la beca para hacer el profesorado”, explicó. La joven cumple hoy 21 años y se queda sin obra social. El Estado le niega una pensión no contributiva porque su padre tiene una vivienda y trabaja. Pero ella quiere poder llevar una vida independiente y digna. Para eso se preparó y continúa estudiando. Le mandó una carta a Macri, pero no obtuvo respuesta.

El municipio de Noetinger acompañó a la joven con becas para que continuara sus estudios. Hoy es la abanderada del establecimiento terciario donde se capacita y está próxima a graduarse con el sueño de poder ejercer como docente.

Pero de todas las dificultades que sorteó en sus jóvenes 20 años, se enfrenta por estos días con la más difícil: la burocracia estatal. Amparada bajo la Ley Nº 18.910 y el Decreto N° 432/97, desde hace tres años, a través de la asistente social de su localidad, intenta que le otorguen una pensión no contributiva por discapacidad.

“Dos meses atrás la Agencia Nacional de Discapacidad me comunicó que no puedo percibir la pensión”, se aflige. ¿A qué se debe que el Estado le niegue la pensión por discapacidad? “Alegan que mi padre tiene una propiedad (vivienda única), trabajo formal (como metalúrgico) y poseo obra social”, explica. Sin embargo, Agustina hoy cumple 21 años y ya no contará con los servicios médicos que hasta hoy le brindó la Obra Social de los Trabajadores Asociados a la Asociación Mutual Mercantil Argentina (Ostamma).

Al recibir la respuesta negativa, el pasado 26 de marzo le envió una carta al presidente Mauricio Macri. Pero no obtuvo respuesta.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios