El Hincha

Panorama rojinegro

Newell’s ya está en Capital

Omar De Felippe convocó a 20 futbolistas que entrenarán en el complejo Casa Amarilla


Hacer las valijas esta vez tuvo otro semblante. El plantel leproso partió este martes con anticipación hacia Capital Federal a la espera del Clásico, el partido más importante del año, y el ánimo fue muy distinto a otros viajes. El triunfo ante Argentinos con un muleto provocó una alza en el estado de ánimo, y si bien los que este jueves saldrán a la cancha serán otros futbolistas, el efecto dominó provocó un clima ideal para una previa cargada de nerviosismo.

No hay partido más importante en el año. Algunos quisieron escudar sus nervios con la referencia que el cotejo frente a Argentinos tenía la misma validez por la tabla de los promedios. Imposible de creer. Rosario tiene el Clásico más pasional del país por sus hinchas, y restarle una mínima importancia suena a verso. Mucho más cuando el choque es eliminatorio y uno de los dos quedará en el camino, mientras el otro quedará a dos pasos de un título que además otorgará como premio extra un pasaje a las Copa Libertadores.

De Felippe entendió la importancia del partido. No sólo su pellejo está en juego. Y por eso guardó jugadores el lunes frente a Argentinos. “No quería que nadie se me lesionara”, contó el entrenador con una sinceridad brutal tras el partido. Incluso cuidó al arquero Alan Aguerre, algo que pareció una exageración en la previa, aunque no lo fue.

Y si bien De Felippe es un entrenador escondedor por naturaleza, esta vez tiene poco que ocultar. A un día del Clásico, el técnico apenas puede dejar una duda hacia afuera: Stefano Callegari y Teodoro Paredes.

Paredes volvió a demostrar que es un caudillo que el equipo necesita, y dejarlo afuera de un partido tan importante se asemeja a un sacrilegio. Pero Callegari no desentonó y eso provoca que De Felippe tenga una duda comprensible.

El resto del equipo es difícil de ocultar. De Felippe hizo descansar a nueve jugadores ante el Bicho, y nadie duda que serán titulares con Central. Y si bien Héctor Fertoli jugó unos minutos, también tiene el boleto entre los titulares asegurado.

Newell’s irá con Alan Aguerre; Facundo Nadalín, Callegari o Paredes, Fabricio Fontanini y Mariano Bíttolo; Joel Amoroso, Hernán Bernardello, Braian Rivero y Fertoli; Mauro Formica y Luis Leal.

Las dudas pasarán por el banco de suplentes. Los buenos rendimientos ante Argentinos de algunos futbolistas que estaban algo relegados obligan al cuerpo técnico a rever la elección de los relevos. Víctor Figueroa, Alfio Oviedo y Jerónimo Cacciabue no deberían estar afuera del banco. E Iván Piris seguramente tendrá un lugar por currículum. El arquero suplente será Nicolás Temperini y Paredes o Callegari –el que no juegue como titular– lógicamente estará como alternativa. Quedaría un lugar. Y ahí entrará el análisis del entrenador sobre qué puesto lo obliga a tener más variantes. Joaquín Torres, Leonel Ferroni y Francisco Fidryszewski son las opciones, aunque la nómina de viajeros es abultado y opciones sobran.

Newell’s ya está en Buenos Aires. Intentó alejarse de la ansiedad que ya se apoderó de Rosario, pero no por mucho tiempo. Es que este miércoles a la tarde los hinchas harán un banderazo de apoyo y la adrenalina pasará los niveles normales. Y está bien, es el Clásico, un partido donde hay mucho en juego. Casi todo.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios