El Hincha

Superliga

Newell’s va en busca de una victoria que le traiga un poco más de alivio

Sebastián Palacios posiblemente este lunes esté en el banco. La novela se hizo larga, pero sobre el pitazo final Kudelka consiguió ese delantero que tanto quería. Y mientras el ex Independiente genera ilusión, el equipo deberá sacar la cara con los mismos jugadores que la vienen remando


Sebastián Palacios posiblemente este lunes esté en el banco. La novela se hizo larga, pero sobre el pitazo final Kudelka consiguió ese delantero que tanto quería. Y mientras el ex Independiente genera ilusión, el equipo deberá sacar la cara con los mismos jugadores que la vienen remando desde el inicio de esta Superliga, donde la angustia de la tabla de promedios no da respiro, aunque en la tabla de abajo la Lepra haya conseguido algo de alivio.

San Lorenzo es todo un acertijo. Nombres le sobran, pero aún no parece un equipo estable. Si está inspirado puede ser muy peligroso, pero también es vulnerable. Ahí es donde Newell’s no puede flaquear. El equipo de Kudelka necesita ser protagonista, tener la pelota. Mucho más con esta nueva versión donde está claro que si Formica, Albertengo y Maxi corren más de lo que juegan sus rendimientos serán opacos, más allá de que la Fiera siempre se guarda una jugada de alto aporte ofensivo. No por nada es el goleador con 5 tantos, y varias asistencias.

También está la pelota parada. Esa que en los últimos años no generaba expectativa y por momentos daba gracia. Hoy es un arma clave. Acelera corazones, levanta al hincha de la butaca y saca celulares para filmar un supuesto gol, con más éxito que fracaso. Newell’s anotó más de la mitad de sus goles por esta vía, un dato que habla por sí solo.

Otro punto esperanzador para la Lepra es el aura ganadora que otorga el Coloso. Newell’s se siente cómodo en casa, se nota que disfruta, incluso cuando el hincha se pone ansioso. Es un plus que sólo tuvo una mancha en aquel fatídico partido con Gimnasia, tan raro como irrepetible. Y los rivales saben del poderío del equipo en el Parque. Y ese respeto permite muchas veces tener protagonismo. Y puntos en la tabla.

Los resultados de la fecha por ahora ayudan. Jugar último es una ventaja si los contendientes en la lucha por no descender no sumaron. Y entonces se juega más tranquilo, aunque hay que evitar que ese alivio se transforme en relax. Por si acaso, si el partido se pone chivo, está Palacios. Y como dijo Kudelka, ahora debe hablar en cancha y justificar tanta espera.

Comentarios