Edición Impresa, El Hincha

Newell’s: un final repetido

La Lepra cambió la imagen y hasta pudo ganarlo, pero terminó condenado por sus errores.

Por José Odisio.- Quizás no debió perder. Pudo haberlo ganado. Es cierto que tuvo otra actitud. Pero volvió a cometer errores que lo llevaron a sumar la tercera derrota consecutiva y a obligarlo a sacar un resultado positivo el próximo sábado ante Arsenal. Newell’s cayó 2-1 frente a River en el Monumental y, aunque la imagen no fue espantosa como en otros partidos, sigue sin levantar cabeza.

Desde lo actitudinal, Newell’s fue otro. Estuvo más concentrado y no presentó tantas grietas como en sus últimas presentaciones. Esta vez no faltó garra. Pero lo condenaron los errores. La Lepra tenía el partido medianamente controlado: se dedicó a achicar los espacios, gracias al despliegue de Diego Mateo y Hernán Villalba, y a alejar el peligro de Sebastián Peratta.

Pero una falla de Rolando Schiavi, cuando intentó un despejo ante la presión de Roberto Pereyra, derivó en el primer tanto del encuentro. El rebote le quedó a Leandro Caruso, quien definió con sutileza ante el achique del arquero leproso.

Newell’s no tardó en contestar. Y encontró el empate en una corajeada de Claudio Bieler. El Taca cedió para Mauricio Sperduti en la puerta del área y el Gordo sacó un remate que se metió junto al palo derecho de Juan Pablo Carrizo. El resto del primer tiempo se consumió entre roces, pierna fuerte e imprecisiones de ambos lados.

La Lepra se soltó en el complemento. Y antes de los 20 minutos generó dos chances que pudieron haber cambiado el destino del resultado. La primera fue una jugada individual de Cristian Díaz, quien sacó un derechazo desde lejos que Carrizo pudo enviar al córner con mucho esfuerzo. En la otra, Sperduti encaró mano a mano y, ante la salida del arquero millonario, pecó de egoísmo y buscó llevarse todos los elogios, cuando en el punto penal, Bieler estaba libre de marcas y perfectamente posicionado para marcar el segundo.

Así pasó Newell’s de lo que pudo ser una victoria a la derrota que finalmente fue. Y con otra falla defensiva, esta vez de Cristian Lema. El zaguero rojinegro intentó rechazar un centro al área, pero puso mal el pie y se la dejó servida a Caruso, que puso el 2-1. Todo el esfuerzo que Newell’s había hecho hasta entonces se desmoronó. Roberto Sensini buscó, con los cambios, soluciones que nunca aparecieron y la impotencia se adueño de Schiavi y Bieler, quienes vieron la roja sobre el final del encuentro.

Comentarios