El Hincha, Newell's Old Boys

Copa Liga Profesional

Newell’s recibe a Banfield con la obligación de ganar para mantenerse en puestos de clasificación

Ganarle a Banfield no sólo le permitirá a la Lepra mantenerse en zona de clasificación. Tres puntos pueden darle más margen con los perseguidores, en una definición que pinta peleada hasta el final y donde cada punto va a tener un valor enorme


No se puede confiar. Newell’s está entre los cuatro clasificados a cuartos, pero el margen es escaso y cualquier tropiezo lo puede dejar afuera. A falta de cuatro fechas, la Lepra necesita respaldar con puntos un buen semestre y acceder al grupo de los que pelearán por el título. Y para llegar a ese objetivo el choque ante Banfield es de gran relevancia.

Con cuatro partidos en doce días, Javier Sanguinetti ya había pensado en realizar alguna rotación por el desgaste físico. Y contra el Taladro habrá cambios. Obviamente hay situaciones que no se pueden anticipar. La lesión de Ramiro Macagno trajo un problema y más allá del buen trabajo del juvenil Franco Herrera, el DT leproso dispuso el retorno de Mauricio Arboleda.

La apuesta por el arquero colombiano es fuerte. Arboleda perdió su lugar tras aquel fatídico partido ante River en la tercera fecha, y luego sufrió una lesión que incluso lo dejó sin ir al banco. Ya recuperado, Sanguinetti considera que es más seguro poner en cancha a alguien experimentado y no por un juvenil. Y esta idea tiene que ver con la casi segura ausencia de Macagno por el resto de la fase de clasificación.

Los otros cambios serían en ofensiva. Hay un poco de todo. Algunos rendimientos bajos y cierto desgaste en otros futbolistas. A eso hay que sumarle el buen ingreso de Reasco, Sordo y Giani en los últimos partidos, lo que le deja a Sanguinetti un buen abanico de opciones.

El primer cambio estaba cantado. Ingresa Ramiro Sordo por Francisco González, quien atraviesa un bajón futbolístico noto-rio. Esta variante la venía maquinando el DT desde hace algunas semanas y luego del rendimiento de Sordo ante Patronato, gol incluido, ya no tiene dudas.

Otro que viene en baja es Nicolás Castro, y para peor Djorkaeff Reasco mete presión con ingresos que piden titularidad. Si bien las características de ambos son distintas, para el esquema 4-2-3-1 o 4-4-1-1 de Newell’s, el ecuatoriano debe ingresar por Castro o García. Y todo indica que jugará junto a Juanchón, para quedar sin un enganche pero con dos delanteros por adentro.

Si bien Juan Manuel García está con lo justo desde lo físico, el DT apostará por incluirlo desde el inicio y seguramente sacarlo en la segunda parte. Distinto es el caso de Juan Fernando Garro, quien también llega ajustado físicamente y podría dejar su lugar a Justo Giani.

Mucho se pondera la buena lectura de Sanguinetti durante los partidos, con cambios en los momentos correctos que le permitieron cambiar trámites complicados por victorias. Tal vez por eso el DT considera que esos jugadores que ingresan y se lucen, esta vez pueden estar desde el inicio. En especial con una seguidilla que sin dudas afecta físicamente.

Ganarle a Banfield no sólo le permitirá a la Lepra mantenerse en zona de clasificación. Tres puntos pueden darle más margen con los perseguidores, en una definición que pinta peleada hasta el final y donde cada punto va a tener un valor enorme.

Sanguinetti lo sabe. Y toma algún riesgo, asume responsabilidades. Se la juega con Arboleda, y busca darle energía e impronta al ataque con Reasco, Sordo y tal vez Giani. Si sale, la Lepra estará más cerca de cuartos.

Comentarios