Edición Impresa, El Hincha, Newell's Old Boys

Conveniencia a medias

Newell’s: no jugar pudo ser una ventaja

"Se hace difícil sostener el nivel cuando pasaron casi 80 días del último partido", sostuvo Osella.


No jugar este fin de semana tuvo sus ventajas para Newell’s, aunque a esta altura el largo parate de pretemporada no parece ser algo positivo para un equipo que  antes del receso había tocado un punto muy alto en el juego.

“El último partido oficial fue hace 80 días, es mucho tiempo. Se hace difícil sostener el nivel que habíamos mostrado en el final del torneo. Y la incertidumbre de no saber cuándo se va a jugar tampoco ayuda a la planificación”, comentó Diego Osella, con lógico fastidio.

Y tiene razón el DT leproso, si bien Newell’s mostró continuidad en la idea de juego impuesta por Osella en los amistosos de pretemporada, la espera se hace larga y las lesiones que aparecieron en las últimas semanas seguramente tienen relación con una pretemporada que hubo que modificar sobre la marcha.

Tener una semana más esta vez parece una ventaja, ya que Osella podrá recuperar a Ignacio Scocco, quien tiene una fatiga muscular y estaba muy en duda si se jugaba hoy, y además hay alguna chance de que Fabricio Formiliano pueda ser titular, aunque en este caso las tres semanas de parate por un desgarro en el sóleo tal vez predisponga a Osella a no arraigarlo.

Otra ventaja es que Jacobo Mansilla y José San Román ya están habilitados por el juez Fabián Bellizia y la próxima semana el DT podrá disponer de los dos sin tener que rogarle a AFA una habilitación sobre la hora.

Pero hay otras cuestiones que no son tan ventajosas. Osella no programó ningún amistoso ya que pensaba que hoy se iba a jugar, entonces el equipo va a llegar al partido con Defensa y Justicia sin el rodaje ideal. Es más, en una pretemporada de 70 días, la Lepra apenas sumará cinco amistosos, una cifra que parece escasa.

“Los jugadores están fastidiosos, con una sensación rara, ya que uno ve que están con muchas ganas de jugar, pero a la vez todo lo que pasa alrededor los fastidia y deteriora el ánimo. Por suerte es un grupo muy unido que ha afrontado los problemas con mucha altura”, manifestó Osella.

Esa unión generó que el propio entrenador decidiera que no iba a dirigir a juveniles si AFA obligaba a jugar a los clubes. “Siempre encontré respuestas en los jugadores, es un grupo muy noble y por eso nunca se me cruzó por la cabeza dar un paso al costado a pesar de los innumerables inconvenientes que atravesamos en estos meses”, confió Osella.

Lo cierto es que la pelota sigue sin rodar y la ansiedad crece. Y nada garantiza que si esto se estira aparezcan nuevas lesiones. Esta vez, no jugar seguramente fue positivo, ya que reemplazar a Scocco es un problema sin solución. Pero esa conveniencia es relativa si el equipo no llega con el mejor rodaje al reinicio.

La plata de AFA viene bien, pero no alcanza

Sergio Marchi dejó en claro un tema que pudo pasar inadvertido. Que impacte el dinero enviado por AFA en la cuenta de los jugadores es solucionar sólo una parte del problema, ya que esos 6,4 millones de pesos que les correspondería a cada club, más unos dos millones más que podría sumarse del dinero de Axion o la TV, en muchos casos no cancelará los atrasos que algunas entidades tienen con sus jugadores.

En el Parque la situación es distinta. Hace dos semanas se acordó con el aval de Agremiados que la deuda de noviembre, diciembre, enero, aguinaldo y primas se cancelara con cheques posdatados a cobrar en marzo, abril y mayo.

De esa manera, el club se sacó de encima la presión diaria de conseguir plata y tuvo un poco de margen para saldar la deuda. Pero el dinero que llega esta semana no alcanzará para saldar todos los cheques, aunque sí servirá para cubrir los pagos de marzo y tal vez algo de abril, y ya con el torneo en marcha, el club dispondrá de otros recursos (venta de entradas, cobro de cuotas, plata de la TV) para asumir los valores que les queden de abril y mayo.

Y en el medio deberá pagar febrero, aunque está claro que la cancelación de este mes adeudado será más adelante.

“En Newell’s se debe plata. Estamos esperando la plata de AFA para cobrar los cheques que nos dieron”, señaló Maxi Rodríguez.

“Nosotros también estamos al día, todos hablan de nosotros pero llega el dinero y se va a hacer efectivo. Newell’s está bien, a pesar de que les duela a muchos, ya le hemos pagado a los empleados y con este ingreso se van a poner al día a los jugadores”, comentó Eduardo Bermúdez, con su habitual verborragia y optimismo, pintando un panorama demasiado alentador para un momento financiero “un poquito complicado”, según propias palabras del presidente leproso.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios