El Hincha, Newell's Old Boys

Copa Diego Armando Maradona

Newell’s mostró una imagen mejorada y venció a Lanús en el Coloso

Newell's no tenía chances, pero estaba en deuda futbolística. Y ganarle a Lanús con una imagen mejorada alimenta la ilusión de una recuperacion en la Zona de Complementación, donde puede aparecer el Clásico, e incluso hay un boleto a la Sudamericana


Sebastían Suárez Meccia / Pool Argra

Newell’s no tenía chances, pero estaba en deuda futbolística. Y ganarle a Lanús con una imagen mejorada alimenta la ilusión de una recuperacion en la Zona de Complementación, donde puede aparecer el Clásico, e incluso hay un boleto a la Sudamericana. Y por si fuera poco, el gol que empezó lo hizo Mauro Formica, paea que el tributo a Diego fuera completo.

Desde bien temprano quedó claro que Nadalín iba a tener una noche complicada. El lateral sufrió con la velocidad de Orozco y para peor, Vera se sumó muchas veces para que el desconcierto del lateral aumente.

Ambos equipos salieron con un dibujo 4-3-3, pero el Granate abrió mejor la cancha, y desde allí fabricó todas las situaciones de gol. Pudo anotar en el amanecer del partido, tras centro de Vera que no pudo conectar bien Orsini dentro del área chica. Y como el aviso del Granate no modificó la postura defensiva leprosa, la visita llegó al gol como lo venía insinuando. Desbordó Di Placido por derecha y sacó un centro pasado, no pudo cabecear Guanini y Nadalín resbaló para que Orozco se acomodara tranquilo y definiera con un remate bien colocado imposible para Macagno.

Pintaba mal la noche para Newell’s. Sin un nueve de área, con Maxi poco cómodo en ese lugar del campo, y sin tener la pelota, descifrar cuál podía ser el camino para empatar era todo un desafío. Pero Kudelka corrigió la postura, mandó a presionar más arriba, y copió la táctica que le había dado resultado al rival. Palacios y Panchito González empezaron a preocupar con sus descordes y la defensa de Lanús ya no estaba tan cómoda. Y tenía razones para preocuparse, Panchito apuró a De la Vega en una salida, y Pablo Pérez metió un pase preciso a Palacios, que con un remate cruzado puso el 1 a 1.

El partido cambió de rumbo. Y se picó. Lanús tuvo que hacer dos cambios por lesiones y apareció la pierna fuerte y las amarillas. Y en ese escenario, Pérez y González se sintieron más a gusto, como si necesitaran calentar el partido para motivarse a partir de la falta de público.

En un partido de sensaciones, la Lepra se fue al vestuario mejor parado.

La temperatura del partido no bajó con el descanso. Y Matías Pérez se excedió contra Maxi y vio la segunda amarilla para dejar a los de Zubeldia con uno menos. Otra vez Newell’s con ventaja numérica en el Parque, como contra Talleres, y la pregunta surgió espontáneamente: ¿aprovecharía esta vez la ventaja?

Las chances aparecieron. Bittolo, con fortuna, disparó un centro al palo; Maxi anticipó tras centro de González y Morales le ahogó el gol; y Cacciabue exigió al arquero con un remate de afuera. Pablo Pérez empezó a mover la pelota y el partido entró en zona de victoria leprosa. Pero faltaba un nueve, un Scocco que impusiera presencia en el área.

Newell’s le rodeó la manzana a Lanús más de media hora. Pero no le podía entrar.

Esta vez Kudelka puso en cancha todo lo que tenía a mano en ofensiva, no demoró los cambios. Y acertó el DT, porque el destino quiso que en un pinball en el área granate, la pelota cayera en Formica, justo diez, en la noche de homenaje a Diego. El zapatazo del Gato puso el 2 a 1 y trajo alivio. Y quedó una contra para que Palacios le diera al marcador un 3 a 1 que dejó a Newell’s tercero en el grupo. Y al menos no se viera tan mal.

Comentarios