El Hincha

Superliga

Newell’s lo buscó y estuvo cerca, pero se volvió a Rosario con un punto

El Rojinegro empató 0-0 con Unión en el 15 de Abril. Los de Bidoglio jugaron un buen primer tiempo y bajaron el rendimiento en el complemento. Ahora a pensar en el Clásico


Foto: Juan José García (enviado especial a Santa Fe)

Otro punto. ¿Sirve? Y más adelante se verá. Tras el 1-1 con Boca, Newell’s salió de Rosario y viajó a Santa Fe, donde tampoco pudo ganar, aunque hizo méritos. Fue 0-0 con Unión por la fecha 17 de la Superliga. Y ahora se viene el Clásico con Central.

Movido. Así arrancó el partido en el 15 de Abril. Con Unión tomando la iniciativa y con Newell’s teniendo las mejores chances en el arranque mismo del cotejo.

Con Zabala como eje, Unión tomó las riendas y desbortó por las bandas. Tuvo una aproximación clara a los 4 cuando Bíttolo alcanzó a despejar en el área chica cuando Zabala se relamía para rematar.

Newell’s despertó a los 5. Y se paró más adelante en el campo de juego. Formica y Figueroa dominaron más el balón y primero avisó Maxi Rodríguez con un derechazó apenas desviado.

Y a los 11 el Gato estuvo a punto de gritar: enganchó, desairó a dos rivales y sacó un zurdazo que tenía destino de red, pero el balón dio en el palo izquierdo de Nereo Fernández.

Unión llegó a los 16 y con peligro: Damián Martínez recibió por el callejón derecho y metió un derechazo que se desvió en el camino, pero Aguerre salvó tirándose contra su palo izquierdo.

De allí y hasta el final, poco. De uno y otro lado. Unión no tuvo ideas claras y menos poder ofensivo, por lo que Aguerre tuvo poca participación. Y Newell’s intentó, aunque careció de efectividad y claridad en el área.

Los de Bidoglio fueron algo más que los de Madelón en los iniciales 45 minutos. Pero igualmente el empate fue justo.

El resumen del primer tiempo

El complemento siguió como culminó el primer tiempo: juego chato, con pocas ideas y escasas llegadas. Aunque con Newell’s siendo más.

El equipo de Bidoglio se paró bien adelante, aunque no podía llegar con peligro contra Nereo Fernández. Hasta que el Gato Formica tuvo otra. Quedó de frente al arco tatengue y su remate murió en el pecho del arquero local.

Unión tuvo una y estuvo muy cerca. Cuadra gambeteó, entró al área y remató, pero apareció –cuándo no– Aguerre para enviar el balón al tiro de esquina.

Y cuando el partido ya se moría, Mazola no pudo con Aguerre y el pibe Lotti falló desde 5 metros y con el arquero rojinegro caído. Increíble, pero real.

Poco pasó en el final. Newell’s intentó pero sin ideas; Unión se defendió. El repartod fue justo.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios