Edición Impresa, El Hincha

Para la próxima fecha

Newell’s: la atención puesta en Formica y Quignon

Osella seguirá la evolución de ambos para armar el once que recibirá a Rafaela.


Desde mañana, cuando el plantel reanude actividades en el predio de Bella Vista, el técnico Diego Osella prestará atención en dos casos particulares para el armado del equipo que Newell’s presentará el próximo sábado contra Atlético de Rafaela en el Coloso Marcelo Bielsa, por la 18ª fecha del campeonato de primera división.

Mauro Formica es una de las tres individualidades de mayor jerarquía del plantel leproso, junto con Maximiliano Rodríguez e Ignacio Scocco. Y en la composición futbolística del Newell’s de Osella, no existe otro jugador de las características del Gato.

El buen funcionamiento colectivo de Newell’s en la goleada sobre Vélez disimuló la ausencia de Formica. Pero el viernes pasado en Paraná, el equipo sintió la falta de un futbolista que se encargue de la generación de juego. Sucedió tras la salida por lesión de Facundo Quignon y antes del ingreso de Víctor Figueroa.

Formica lleva dos fechas fuera del equipo a raíz de un traumatismo en el muslo que le produjo un hematoma. “Algunos días se siente mejor y otros peor”, aceptó Osella sobre la situación física del enganche. “Esperamos tenerlo el sábado contra Rafaela”, confió el DT cuando El Hincha lo consultó por la posible vuelta del Gato.

Tal como sucedió en las dos semanas anteriores, a Formica lo llevarán día a día. La intención del cuerpo técnico leproso es que pueda hacer fútbol en la práctica del miércoles. Y ahí entonces sí encaminar una decisión. La vuelta del Gato representará un alivio para Maxi Rodríguez, quien en los últimos dos partidos perdió presencia en el área al tener que retroceder metros para buscar juego.

Otro jugador que estará bajo la lupa de Osella durante la semana es Quignon. A los 9 minutos del primer tiempo del partido ante Patronato, el volante sufrió un traumatismo producto de una dura infracción de Marcelo Guzmán. Aguantó hasta la media hora de juego y debió irse reemplazado por Juan Ignacio Sills. “Sufrió una paralítica y en los próximos días veremos cómo evoluciona”, planteó el DT.

Sin Quignon, el equipo debe reinventarse ya que pierde otra pieza fundamental en el armado y en la elaboración de juego del medio hacia delante. Lo sufrió Newell’s en los últimos quince minutos del primer tiempo en Paraná. Lo disimuló con presión, pelota al piso y circulación a uno o dos toques en el segundo.

Con un plantel corto y sin amplio recambio, Newell’s necesita recuperar a dos piezas importantes en su funcionamiento como Formica y Quignon para que no se resienta su estructura futbolística, mantenerse por la senda de los buenos resultados y así seguir dando pelea entre los protagonistas del torneo.

Comentarios