El Hincha

Superliga

Newell´s ganó con claridad en el debut de De Felippe

La Lepra superó al Santo en el Coloso en el debut de De Felippe. Torres, en el inicio del partido, abrió el marcador. Leal, con una gran jugada individual, estiró la ventaja.


De la mejor manera. Así arrancó el ciclo de Omar De Felippe al frente de Newell’s, que en el Parque de la Independencia y ante su gente, se regaló un triunfo más que necesario ante un flojísimo San Martín de San Juan, en el partido que le puso punto final al capítulo 19 de la Superliga.

“Técnico que debuta gana” reza un viejo proverbio futbolero. Y en el Coloso Marcelo Bielsa esa ley se cumplió a rajatabla. A la Lepra se le hizo fácil lo difícil, logró embocar en el inicio del encuentro y hasta se dio el gusto de aumentar la ventaja antes del descanso para cortar con una racha negativa de cinco sin ganar y comenzar con una sonrisa el ciclo del nuevo entrenador.

Mostró otra cara el Rojinegro. Se le abrió el arco enseguida, estuvo más combativo en todos los sectores de la cancha y no lució tan flojo en el fondo como otras veces.

Ojo: el Santo sanjuanino le ofreció todas las comodidades posibles desde el vamos. Ardente tuvo responsabilidad en ambos goles y la defensa fue un verdadero espanto. Pero ese es problema de Pipo Gorosito.

De Felippe habrá tomado debida nota de los puntos altos y bajos de esta Lepra que busca resurgir bajo su conducción. El DT sabe que cuenta con claridad y sacrificio en Hernán Bernardello,  movilidad por las bandas con Joaquín Torres y Héctor Fertoli y una enorme entrega más gol con Luis Leal en ataque. El resto…el resto acompaña como puede.

Con sentirse protagonista le alcanzó a Newell’s, que salió decidido a comerse crudo a San Martín y a los tres minutos logró ese tan esperado grito de gol que tanto se venía negando. Bochazo de Fertoli, cabezazo cruzado de Torres y a cobrar.

Y lo positivo fue que, lejos de conformarse, la Lepra siguió sintiéndose amo y señor del partido, nunca dejó de buscar el arco contrario y encontró su merecido premio sobre la media hora en los pies del voluntarioso y rendidor Leal.

En la columna del debe para De Felippe habrá quedado la falta de puntería a la hora de cerrar un duelo que tendría que haber terminado con uno o dos tantos más para el local. Porque el Rojinegro fue y fue tras el descanso a pesar de la ventaja. Y sino lo pudo liquidar y sufrió en alguna aproximación del tibio rival fue más por mala fortuna que por falta de ideas.

Triunfazo de Newell’s, que se debía una presentación así ante su público para llegar con el ánimo en alza de cara al próximo compromiso ante Argentinos Juniors en La Paternal.

 

Si te gustó esta nota, compartila