El Hincha, Newell's Old Boys

Mal pisado

Newell’s fue superado desde lo futbolístico y lo físico y perdió por la mínima ante Vélez

El único tanto de la noche en Liniers lo convirtió Lucero en el primer tiempo. En el complemento, se fue expulsado Pablo Pérez y el 1 a 0 final obliga a Kudelka a recalcular una idea que por ahora está lejos de lo esperado


Fotos: Nicolás Aboaf.

Los cambios tácticos de Kudelka no dieron resultado. Tampoco la idea de poner un mediocampo con jugadores jóvenes y dejar sorpresivamente a Maxi Rodríguez al banco. Newell’s fue superado por Vélez desde lo futbolístico y lo físico, y el 1 a 0 final obliga al entrenador a recalcular una idea que por ahora está lejos de lo esperado.

La lluvia que cayó todo el partido en Liniers le dio rapidez a la cancha. Y Vélez entendió mejor cómo jugar con ese escenario. Mientras Janson y Guidara volaban como si flotaran en el césped, Nadalín y Marcioni no podían hacer pie. Y en el medio, Centurión y Bouzat se adueñaron de la pelota, con un Newell’s demasiado retrasado, con Scocco solo arriba, como castigado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Nicolás Aboaf

En ese contexto, el partido anunció temprano por dónde podía lastimar Vélez. Los desbordes de Guidara por derecha, y sobre todo los de Ortega y Janson por izquierda, por la vía libre que entregaba Nadalín, eran la llave para generar peligro.

Y así llegó una jugada tan extraña como afortunada para la Lepra. Centurión cabeceó dos veces consecutivas en soledad dentro del área y ambas terminaron con el balón golpeando el travesaño.

Hasta que a los 34 minutos, otra vez un desborde de Ortega con Nadalín mirando, le puso la pelota bombeada a la cabeza de Lucero, que le ganó a Cabral para el 1-0. Justo por el trámite.

Kudelka dejó en el banco a Maxi, seguramente porque creyó que los jóvenes de Vélez lo iban a superar físicamente. Pero sacar al capitán leproso le sacó a la Lepra ese jugador que podía poner una pausa, pisar la pelota, frenar a un Vélez que no tenía resistencia en el medio. Mal análisis del DT.

Otro detalle táctico que probó Kudelka fue la inclusión de Pablo Pérez como cinco. Si bien el experimentado volante puede jugar en ese sector, rinde más cuando lo hace con otro volante al lado, y no como un cinco metido cerca de los zagueros. Sin Maxi, con Pérez cerca de Aguerre, Newell’s no tuvo fútbol. Y para peor, desde ese lugar quedó más expuesto a la tarjeta –que de por sí es una especialidad- y a los 12 del complemento se fue expulsado.

El partido se emparejó en el complemento. No por un mérito táctica de Newell’s, sino más bien porque Vélez se empezó a sentir cómodo y seguro con el resultado. Y dejó de atacar.

Kudelka sacó a Scocco, su único delantero de área, para poner a Formica. Y Maxi se plantó más arriba. Y el ingreso de Alexis, con su empuje, casi le da el empate a la Lepra. Maxi recibió de su primo y de cara a Hoyos remató sobre el travesaño. Era el empate, falló el que se equivoca poco. Ni Maxi pudo salvar a Newell’s de un inicio con derrota. Es que el partido se había definido en la primera parte.

Comentarios