El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Newell’s está quinto en la tabla para la Libertadores y por ahora se mete en la Sudamericana

En la primera parte del ciclo Sanguinetti la idea era sumar puntos para engrosar el promedio 2023, algo que ya se consiguió. Y ganar el Clásico, otro objetivo cumplido. Y si bien esas dos premisas se mantienen, ahora se puede aspirar a algo más


El inicio con buen paso de Newell’s en la Liga invita a ilusionarse. Si bien apenas van tres fechas, el equipo de Sanguinetti muestra una identidad que ya había insinuado el torneo pasado, y con tres o cuatro refuerzos que rindan la situación será aún más favorable.

Pensar en pelear el título frente a poderosos de billetera y nombres como Boca y River parece complicado en un torneo de 27 fechas, pero Sanguinetti ya no se conforma con ganar el Clásico y engrosar el promedio. Y el objetivo es clasificar a una Copa.

En ese sentido, la Lepra hoy se encuentra en zona de clasificación a Sudamericana, con bastante margen, pero puede aspirar a pelear un lugar en la Libertadores, lo que sería un logro que supere las expectativas previas.

La tabla acumulada tiene a Newell’s en el quinto lugar con 30 puntos, a sólo uno de River, que hoy tendría el tercer boleto que entrega esta tabla. Estudiantes con 35 y Racing con 33 son los otros dos que conseguirían hoy un pasaje. Boca está tercero con 33, pero ya tiene un lugar asegurado por haber ganado la Copa de la Liga.

Defensa y Justicia tiene 28 puntos, dos debajo de la Lepra. Igual que Argentinos y Gimnasia que jugaban al cierre de esta edición.

Bastante más atrás, con 24 unidades, están Tigre y Sarmiento, que hoy tendrían un lugar en la Sudamericana. Banfield con 23, Huracán con 22 y Colón y Unión con 21 son los que aspiran a llegar a esta zona. En todos los casos, hoy Newell’s tiene una distancia de 7 puntos con el Taladro, que hoy está afuera de la Sudamericana.

Otro detalle que hay que tener en cuenta es que el ganador de la Liga y el campeón de la Copa Argentina también tendrán un boleto a la Libertadores. Y eso puede generar que con estar quinto en la tabla, puesto que hoy ocupa Newell’s, se pueda entrar al máximo certamen continental.

No hay dudas que el objetivo es más que importante. La Lepra no juega la Libertadores desde 2014, cuando lo hizo con Alfredo Berti como entrenador, tras haber llegado a semifinales en 2013 con el Tata Martino en el banco.

Luego hubo un par de participaciones en la Sudamericana, aunque sin poder pasar la primera ronda o la fase de grupos.

En la primera parte del ciclo Sanguinetti la idea era sumar puntos para engrosar el promedio 2023, algo que ya se consiguió. Y ganar el Clásico, otro objetivo cumplido. Y si bien esas dos premisas se mantienen, ahora se puede aspirar a algo más.

Está claro que falta mucho para conseguir este objetivo. Apenas van tres fechas de veintisiete y en el camino puede pasar de todo. Sanguinetti lo toma con calma, busca dar pasos cortos pero firmes. Y así, casi sin darse cuenta, puso al equipo con una aspiración que hace algunos meses parecía una locura.

Comentarios