Edición Impresa, El Hincha

Sigue en carrera

Newell’s consiguió un triunfo vital en Sarandí

No jugó bien pero logró tres puntos para seguir siendo escolta.


La pelota de Maxi se desvió en un rival, dio dos veces en el travesaño y el juez de línea marcó gol. Si entró o no es una anécdota. Por si acaso, Scocco la metía de arremetida. Así tenía que ser. Newell’s necesitó de un poco de jerarquía de la Fiera y de una pizca de fortuna para sacarse la mufa de visitante. No jugó bien, pero consiguió los tres puntos que le permiten ser único escolta y meterle presión a Boca. Suficiente.

Sufrió la Lepra. Otra vez le taparon los constructores de juego. Personal de Pérez sobre Formica y de Corvalán con Scocco, asfixia de Rolón a Quignon y Wilchez tapando a San Román. Perdió la pelota y se complicó. Con orden táctico y ritmo le alcanzó a Arsenal para ser dominador. Pero le faltó jerarquía, algo que al final fue la mínima diferencia que definió el pleito.

Corrigió Osella en el entretiempo. Entendió que poco iba a cambiar. Amoroso venía en una tarde más pifiada que nunca, Scocco empezó a fastidiarse y Maxi ya había aportado lo suyo. Entonces decidió resignarse y volver a las fuentes, aquellas que lo trajeron al Parque. 4-4-2, con Sills por Elías que jugaba en la cornisa de la expulsión, y con el Gato de ocho.

Ahí apareció Domínguez. Inmenso. Impasable. Ganando de arriba y de abajo, saliendo con prolijidad y tapando todos los huecos. Con la compañía de Moiraghi y algunas atajadas de Pocrnjic.

Con poquito alcanzó. Tal vez suene mezquino si se tiene en cuenta que enfrente había un rival que apenas suma 8 puntos y llegaba con cuatro derrotas al hilo. Poco le importó a la Lepra ese análisis o cualquier reclamo de los de ‘paladar negro’. Había que ganar y punto. Para jugar bien habrá tiempo en el Coloso.

CONTRATOS QUE VENCEN

El torneo aún tiene once fechas por jugarse, pero la dirigencia rojinegra y Diego Osella ya analizan los contratos que vencen en junio. Los que se irían son Facundo Quignon (difícil comprarlo), Sebastián D’Angelo, Sebastián Prediger, Germán Voboril y Fabricio Formiliano, cuyos préstamos vencen en junio, mientras que Eugenio Isnaldo quedará en libertad de acción tras no haber renovado contrato.

LO MALO. Sale del Coloso y es otro equipo. Sin fútbol, con poca reacción. Amoroso desperdicia muchos ataques y lo sufren Maxi Rodríguez y Nacho Scocco. Hasta terminó jugando Mauro Formica de ocho para sostener el resultado.

LO BUENO. Ganar de visitante era imperativo y Newell’s lo hizo por primera vez en el semestre en Sarandí. El Negro Domínguez ratificó su levantada y con el Chino Moiraghi sostuvieron al equipo en el segundo tiempo. Demostró que si no puede jugar, igualmente sabe defenderse.

Comentarios