Política

En Santa Fe capital

Neonazis a favor de la vida

El partido Bandera Vecinal marchó el domingo en Santa Fe capital junto a las organizaciones que celebraron el Día del Niño por Nacer. Fue la primera manifestación pública desde la fundación, en diciembre de 2017, de la filial santafesina del partido liderado a nivel nacional por Alejandro Biondini


Representantes de la agrupación creada por Biondini marcharon este domingo en Santa Fe capital.

El partido neonazi Bandera Vecinal marchó el domingo a la noche en Santa Fe capital junto a las organizaciones que celebraron el Día del Niño por Nacer. Fue la primera manifestación pública desde la fundación, en diciembre de 2017, de la filial santafesina del partido liderado a nivel nacional por Alejandro Biondini. “Hay un clima de época que los favorece”, alertaron desde la Asociación Cultural Israelita Argentina I. L. Peretz.

Bandera Vecinal rechaza la legalización del aborto y por eso marcharon el domingo en Santa Fe: “Bandera Vecinal es uno de los pocos partidos políticos del país que tomó pública y decididamente posición, desde su misma fundación, por la vida y la familia”.

La versión santafesina de la marcha con motivo del Día del Niño por Nacer fue en la Costanera Oeste, donde se reunieron miles de personas con banderas argentinas, globos blancos y bengalas de humo. Durante el acto, por pantalla gigante, se proyectó una ecografía con sonidos del latido de un bebé de 12 semanas. En las adyacencias de la Costanera, el domingo por la mañana habían aparecido carteles a favor del aborto colocados por organizaciones que defienden el derecho al aborto legal.

No pasó desapercibida la participación de Bandera Vecinal en la manifestación. Lo reflejó el propio partido en su página de Facebook: “En Santa Fe, Bandera Vecinal con sus remeras, banderas argentinas y bengalas rojas le dijo sí a la vida en una Costanera colmada de gente”.

Tres meses de vida

La sede santafesina de Bandera Vecinal fue inaugurada el 8 de diciembre del año pasado en un acto del que participó el presidente del partido a nivel nacional, Alejandro Biondini. Ese día fue recibido por el presidente de Bandera Vecinal en la provincia de Santa Fe, Víctor Faloni, quien forma parte del Centro Patriótico “Brigadier General Estanislao López”.

El reconocimiento de Bandera Vecinal con su propia personería jurídica fue cuestionado por instituciones de la comunidad judía como DAIA y la Asociación Cultural Israelita Argentina I. L. Peretz. En aquella ocasión, desde el partido filonazi señalaron que “ni las maniobras políticas ni las presiones mediáticas de sectores reaccionarios tuvieron efecto negativo, por el contrario este encuentro marcó el luminoso inicio de Bandera Vecinal en Santa Fe”.

Autodefinido como “fuerza político-electoral del nacionalismo argentino”, Bandera Vecinal tiene sedes en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Salta, Mendoza, Tucumán y Entre Ríos y en la ciudad de Buenos Aires. “En 2019 haremos historia”, se entusiasma Biondini.

Preocupación judía

Daniel Silber, de la Asociación Israelita I. L. Peretz, dijo que a la institución le “preocupa” la presencia del partido Bandera Vecinal en manifestaciones públicas como la del último domingo: “Por un lado, reivindican el derecho a la vida, pero por otro lado reivindican posturas del nazismo y el fascismo, que fueron un culto a la muerte y al odio. Eso nos parece contradictorio”.

El dirigente judío piensa que la salida del closet del partido neonazi obedece a un “clima de época”. Silber explicó: “Tienen mucha más visibilidad. El diciembre inauguraron su local en Santa Fe, ahora aparecieron pintadas convocando a la marcha (del domingo), pensamos que tienen mayor visibilidad por eso alertamos sobre este tipo de organizaciones que alientan el odio y la discriminación”.

Según Silber, “hay un clima de época que los favorece”. En ese sentido, enumeró acciones recientes “preocupantes” de bandas neonazis en Santa Fe, aunque ninguna adjudicada en forma directa a Bandera Vecinal. Entre ellas, el atentado contra la estatua de Ana Frank en la Costanera, grafitis con esvásticas en la Asociación Israelita I. L. Peretz y en el Centro Israelita Macabi y amenazas de bomba en instituciones de la comunidad judía. “Son cosas preocupantes porque van en contra de la convivencia democrática y son posturas que históricamente han alentado al odio y la muerte”.

Por último, el dirigente de la I. L. Peretz sostuvo que agrupaciones como Bandera Vecinal no crecieron sino que tienen más visibilidad: “Están envalentonados con un clima de época que reivindica a los genocidas de la dictadura, que han perpetrado crímenes de lesa humanidad, y a organizaciones como las que existen en Mar del Plata que persiguen a integrantes de la comunidad gay. Creemos que hay un clima de época que los favorece y son alentados por medidas que toma el gobierno nacional, como no participar de los actos del 24 de marzo. Esas cosas hacen que estos grupos ahora tengan más presencia en la calle”.

Si te gustó esta nota, compartila