País

Neuquén

Nene de 9 años atropelló y mató a un hombre que lo cuidaba

La víctima de 50 años se bajó para abrir el garaje y dejó el auto en marcha. En ese momento, el pequeño se subió al vehículo y sin querer tocó la palanca de cambio. Cuando el auto zapateó el chico cayó con el pie en el acelerador y lo aplastó


Un hombre de 50 años murió en el garage de su casa de la localidad neuquina de Senillosa atropellado por su auto al que un nene de 9 años puso en marcha.

La tragedia ocurrió en una vivienda ubicada en calle Laprida del barrio San José, cuando Daniel “Tato” Villasanti, un trabajador municipal de Senillosa de 50 años, se bajó de un Ford Focus, para abrir el garage de su casa dejando el auto en marcha.

En ese instante, “el pequeño tras saludarlo se subió al vehículo y sin querer tocó la palanca de cambio. Cuando el auto zapateó el chico cayó con el pie en el acelerador y lo aplastó a la altura del tórax contra la pared”, contó el hermano de la víctima Germán Villasanti por la radio LU5.

Como consecuencia, el hombre murió en el acto producto del fuerte golpe que sufrió.

Tras el impacto, los vecinos alertados por lo sucedido llamaron de inmediato a la ambulancia. Una vez que el personal médico acudió hasta la vivienda, le practicaron maniobras de reanimación, pero el hombre ya había fallecido. La autopsia corroboró la mecánica de la muerte.

“Era un allegado a la familia y se encontraba al cuidado del nene en ese momento”, indicó el comisario Henry Leppe sobre el vínculo que tenía la víctima con el niño, quien ya se encuentra con su familia.

En el lugar intervino personal de Tránsito, de Criminalística, de la Comisaría 11, el hospital local y la Fiscalía de Juveniles, a cargo de la causa.

Villasanti es velado este miércoles de 8:00 a 15:00 en la sala velatoria de la Cooperativa Eléctrica de Plottier, ubicada en Libertad 448. Luego será sepultado en el Cementerio municipal.

“Era una persona muy buena y muy correcta. Tenía su carácter medio explosivo, pero lo querían todos porque incluso le daba de comer a muchos chicos que lo esperaban con cariño”, comentó Germán.

Contó que su hermano era “conocido y muy querido” en las localidades de Senillosa y Plottier, y pidió a la gente “que si van a acompañar, lo hagan desde la tranquilidad”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios