Policiales, Últimas

Nena apareció muerta en pileta olímpica durante un cumpleaños

Una nena de 12 años  apareció muerta en una pileta olímpica durante un cumpleaños en el  partido bonaerense de Avellaneda y como su familia sospecha que no  se trató de un accidente, pidió que se investigue si fue un  homicidio.

Una nena de 12 años   apareció muerta en una pileta olímpica durante un cumpleaños en el  partido bonaerense de Avellaneda y como su familia sospecha que no  se trató de un accidente, pidió que se investigue si fue un  homicidio.

La chica, identificada como Brenda Rivas Ovelar, estaba  participando de la reunión, cuando de repente desapareció y fue  hallada en el fondo de la pileta, de donde se la sacó pero no pudo  ser resucitada.

El abogado de la familia de la chica, Cristian Pérez, dijo al  programa “Inocentes y Culpables” de radio Mitre que solicitó una  serie de medidas tendientes a disipar las dudas sobre el hecho.

“Realmente no encontramos explicación a que una criatura de 12  años con un estado íntegro de salud, una chica deportista,  diligente y con gente que estaba muy a su cuidado, haya sufrido  una fatalidad”, sostuvo.

El letrado dijo que “evidentemente fallaron un sinfín de  cuestiones, algunas de ellas que pueden estar relacionadas con una  culpa y otras con una intención”.

“De lo que no nos cabe duda es que estamos frente a un  homicidio, lo que vamos a disipar es si es un homicidio culposo o  intencional y descartamos totalmente el accidente porque una  pileta olímpica debe estar munida de un montón de cuidados”,  señaló.

Al respecto, mencionó que en el lugar no había guardavidas ni  vallas de contención.

El caso, que se conoció hoy, ocurrió el 9 de mayo cuando se  festejaba el cumpleaños de Mario Medina, cuñado de la nena muerta,  en un salón con piscina climatizada olímpica.

Según declaró la madre de la niña en el expediente, su hija y sus nietos estaban jugando hasta que parte de los niños le dijeron  que no encontraban a Brenda y comenzaron a buscarla por el salón  hasta llegar a la pileta.

Medina, cuñado de la chica, advirtió que estaba en el fondo de  la piscina, por lo que se tiró al agua, pero no pudo rescatarla.

Lo mismo le ocurrió a otros tres invitados hasta que un cuarto  la sacó y un integrante  de la Prefectura Naval que se encontraba  en la fiesta le hizo masajes cardíacos y maniobras de reanimación,  pero no logró revivir a la chica.

Entonces, una ambulancia que ocasionalmente estaba en la  esquina del salón trasladó a la nena al Hospital Fiorito, donde continuaron las maniobras de resucitación, pero determinaron que  estaba muerta.

La causa fue caratulada como “muerte dudosa”, pero el abogado  pidió en los últimos días que se cambie la calificación legal a  “homicidio culposo”, se clausure la pileta y el salón y se  identifique a los dueños del lugar.

“Cayó muerta a la piscina? La tiraron al agua para ocultar algo,  que pasó?, se preguntó el letrado en el escrito.

Comentarios