Asociativismo

Cooperativismo

Nélida López y Héctor Garay, pioneros de la economía social

Desde sus orígenes como trabajador ferroviario, Garay demostró un gran compromiso con los trabajadores en tiempos donde la militancia por los derechos laborales era brutalmente reprimida por la dictadura militar.


 

Nélida Aurora López nació el 9 de diciembre de 1938 en la Ciudad de La Plata y falleció el pasado 11 de mayo. Abogada de extensa formación profesional, materializó sus metas personales en la constitución de la Cooperativa de Trabajo Las Diagonales Limitada en 1986. La cooperativa nació a partir de la suma de voluntades de un grupo de docentes, abogados y contadores vinculados a jóvenes con discapacidades, que encontraron en la figura cooperativa un mecanismo de inclusión social y laboral.

López recorrió el camino de la cooperación junto al Héctor “el Gallego” Garay, quien falleció en 2010.

Desde sus orígenes como trabajador ferroviario, Garay demostró un gran compromiso con los trabajadores en tiempos donde la militancia por los derechos laborales era brutalmente reprimida por la dictadura militar.

A causa de este compromiso fue cesanteado, llevándolo a fundar en 1977, junto a José Orbaiceta y Carlos Sosa la Cooperativa de Trabajo limitada FerroGraf, llamada así porque hermanaba a trabajadores ferroviarios y de la industria gráfica perseguidos por la represión ilegal.

Garay levantó la bandera del cooperativismo, dedicando su vida a la construcción de la economía solidaria como herramienta de liberación para los trabajadores, tomando como inspiración el pensamiento de José María Arizmendiarrieta quien, en el País Vasco, fundó lo que hoy es la Corporación Cooperativa Mondragón.

Así, López y Garay, tuvieron la temprana visión de unificar a los trabajadores autogestionados en una institución que los representará políticamente. Y en 1988 fundaron Fecootra. Juntos visitaron decenas de cooperativas, armaron ollas populares y resistieron junto a cada trabajador asociado que necesitó una mano cooperativa que lo acompañe en momentos difíciles.

En este marco y atendiendo a la multiplicidad de factores que intervienen en el seno de las empresas cooperativas, en la intervienen mujeres, hombres, niños y adolescentes atravesados por diferencias culturales, económicas e ideológicas, López fundó un Comité de Géneros de Fecootra, en el que pudieran participar las cooperativas asociadas.

Como sea, las historias profundas se escriben con acciones concretas de mujeres y hombres de carne y hueso. Y este es uno de esos casos. Y está bueno recordarlos por lo que construyeron. Pero también para continuar su ejemplo. Que asía sea.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios