Ciudad

Navidad en Rosario

El clima navideño no puede censarse con un termómetro pero es posible reproducir algunos escenarios que sirven para orientar como nos preparamos para esta noche buena.

navidad1

Por: Agustín Aranda

Caminando por el centro uno puede toparse con una marea de personas que buscan abastecerse de alimentos para la noche de Navidad y, por supuesto, los regalos que hacen las delicias de los más jóvenes.

La tendencia de algunos rosarinos parece que es inclinar la balanza de su preferencia a comprar su regalos y comenzar a festejar estas fiestas utilizando el centro de la ciudad y los Shopping como sectores que nuclean parte de este clima navideño.

Así lo expresa Daniela Clavero, auxiliar de Marketing del Shopping del Siglo. “Siempre nos destacamos por recibir personas de Rosario y sus alrededores par las fiestas. Es natural porque se tiene todo más cerca”, explica Clavero.

En comparación con otros años, la empleada del tradicional centro comercial comentó que “a pesar del problema económico la gente compra poco o mucho pero no ha bajado las ventas y el ambiente es festivo”.

La misma opinión encontramos en María Laura, una empleada de una perfumería de peatonal Córdoba: “Tuvimos que hacer muchas promociones y descuentos pero finalmente la gente se acerca”. Además agregó que “si bien ha estado lento, las personas acostumbran comprar después de ver mucho precios y lo hace sobre la hora”.

En sintonía con la costumbre de aguardar hasta el último día para realizar las compras navideñas, Karina de la Juguetería Gulliver explica que “estos dos días que siguen son de muchísima actividad. Es que la gente lo pospone por trabajo y otras cosas; y después es un caos”. De tal manera que es habitual estos locales contraten de forma temporal varios empleados para afrontar la enorme cantidad de compradores por las fiestas.

“La gente da más vueltas pero hacer los esfuerzos para celebrar y comprar algún regalito por más simple que sea”, comentó la empleada de Gulliver.

Por otro lado, existen otras escenas de estos días que reflejan el espíritu de estas fiestas. Por ejemplo la iniciativa de los prisioneros rosarinos que desde los barrotes confeccionaron juguetes y vestimenta que luego obsequiaron al Hogar del Huérfano ubicado en Laprida al 2100. De la misma forma, una serie de empresas y ciudadanos desinteresados contribuyeron para este centro de contención para los niños. Quienes deseen contribuir con esta construcción de una navidad mejor para este grupo de jóvenes pueden dirigirse a las puertas de la institución o llamar al 4-820239 o al mail [email protected]

El enorme árbol de navidad de Bv.Oroño y Av.Pellegrini, los villancicos en los centros comerciales, y tantos otros detalles adornan la ciudad. Negocio más, negocio menos, todos los locales lucen sus guirnaldas, Papa Noel y luces para decorar. Los rosarinos acuden y compran, pero es esto: ¿clima navideño, de consumo o ambos?

Comentarios