Cultura, Espectáculos

Medios públicos

Nacional Rosario: la historia de la radio pública que puso en marcha una nueva etapa   

Tras varios meses de obra, el edificio en los altos de Córdoba al 1300 se reinauguró este martes por la noche. De ahora en más lleva el nombre de Roberto Fontanarrosa y la intención de Radio y Televisión Argentina es que el multiespacio funcione a futuro como un gran centro cultural   

La directora de Nacional Rosario, Silvia Saavedra.

Amar la radio y la comunicación, poner en valor un edificio histórico, el tradicional, el de siempre, el de todos y todas, el de los altos de Córdoba 1331, el único de la ciudad construido con el objetivo de albergar a una radio, que desde este martes lleva el nombre del Negro Fontanarrosa, con un nuevo homenaje al gran escritor y artista gráfico rosarino, a quince años de su fallecimiento.

De este modo, LRA5 Radio Nacional Rosario Roberto Fontanarrosa se prepara para cumplir 70 años en 2023, pero la historia ya está en marcha y no se detiene. Después de cuatro largos meses de obra y 150 millones de pesos de inversión, el edificio de la radio de impronta racionalista recuperó su esplendor, no sólo con la reconstrucción y puesta en valor de sus distintas áreas, contando entre las principales los estudios de AM y FM y sus respectivos controles, además del área de administración, ingreso, producción e informativo sino, y sobre todo, su histórico auditorio, con nuevo equipamiento, butacas, escenario y resolución acústica, entre más, con la intención de ponerlo en valor y que se transforme, sumado a las demás instalaciones de la radio, en un gran centro cultural en el corazón de la ciudad como pasa con sus pares de LRA 15 Radio Nacional Tucumán Mercedes Sosa y LRA 06 Radio Nacional Mendoza Quino, en el contexto de una política de Estado que busca poner en valor a esa enorme cadena de comunicación de 49 emisoras, luego del atroz y destructivo vaciamiento del macrismo.

Con la presencia de autoridades locales y nacionales, entre más de la presidenta de Radio y Televisión Argentina (RTA), Rosario Lufrano, y del director de Radio Nacional Argentina, Alejandro Pont Lezica, además de una larga lista de invitados que incluyó a referentes de la política, los medios de comunicación y la cultura, y mensajes especialmente grabados, en particular, del Presidente de la Nación Alberto Fernández, con transmisión en simultáneo de la ceremonia de nombramiento, desde las 19, por el canal YouTube de la TV Pública y las 49 emisoras de la cadena de Radio Nacional en todo el país que dependen RTA, desde las 17, un programa especial con la conducción compartida de distintos periodistas de Nacional Rosario fue la antesala por la que pasaron referentes de la emisora de sus distintas épocas.

Tras un corte de cinta alrededor de las 18, pasadas las 19,  el “Himno Nacional Argentino” dio el puntapié inicial a una jornada que contó con la conducción de Lalo Mir y Gabriela Sapienza, la voz de Radio Nacional Rosario, que de algún modo oficiaron de nexo entre los distintos momentos de una larga velada que se extendió hasta pasadas las 21, y sumó videos institucionales, conmemorativos (con un valioso trabajo de producción y registro comandado por el realizador local Héctor Nene Molina), teatro, música y algunos discursos de los funcionarios presentes.

En esa instancia de los discursos, el de la directora de la emisora local, Silvia Saavedra, que abrió la lista, completó una serie de ideas y conceptos que indican y ponen luz a un camino por recorrer, muy alejado de otras etapas de la emisora local, bastante más oscuras y de poco diálogo, que incluyen al macrismo y gran parte de la pandemia. Saavedra se hizo cargo de este tiempo, que incluyó la remodelación completa de la radio, y que comenzó en mayo con su asunción, pero lo hizo de la mano de las y los trabajadores de Radio Nacional que la acompañaron con un profuso aplauso.

La remodelada sede de Radio Nacional Rosario pasa a llamarse Roberto Fontanarrosa

“Estamos poniendo en valor, nada más y nada menos, que la Radio Pública. Esto hay que celebrarlo porque hay un gobierno nacional que ha tomado la clara decisión de fortalecer los medios públicos, no sólo en Rosario sino a lo largo y a lo ancho de todo el país. Y sobre todo en este momento en el que los discursos de odio cobran tanta fuerza en los medios hegemónicos, desde los medios públicos tenemos una enorme responsabilidad”, expresó Saavedra. Y completó contundente: “Tenemos que defender la democracia como nunca y defender los derechos adquiridos”.

“Quiero agradecer a las y los que nos han acompañado en este camino para llegar a este día, a Rosario Lufrano, directora de RTA y en ella a todos y todas los que nos han acompañado”, destacó. Y completó: “Quiero agradecer especialmente a los trabajadores y trabajadoras de mi querida Radio Nacional Rosario que en mayo, cuando asumí la dirección, teníamos dos desafíos sobre la mesa: reestructurar la programación y encarar una obra importantísima. Lo hicimos con mucho compromiso y esta remodelación implicó una mudanza para poder sostener el aire, por lo tanto quiero agradecer enormemente a los compañeros y compañeras del diario El Ciudadano y la Cooperativa La Cigarra, que son hermanos, y a cuyo edificio nos mudamos mientras se completaba la obra”.

Ya en el cierre, Saavedra plateó: “A partir de ahora, nos quedan desafíos enormes, como sostener la programación diaria y sumar los fines de semana, y a través de este auditorio y del aire de la radio pública de Rosario conectar con la comunidad rosarina, para que logremos ser la caja de resonancia de las expresiones culturales, artísticas y políticas que tiene esta ciudad maravillosa”.

Tras un video con un mensaje del intendente Pablo Javkin quien destacó a Nacional como “la radio más federal de la Argentina”, y quien un rato antes había realizado un recorrido por el remodelado edificio, había estado en la previa en los estudios y acompañado el corte de cinta, fue el turno de Pont Lezica, quien destacó la amplitud de Radio Nacional en todo el país y el trabajo compartido desde las diversas áreas del ámbito público, al tiempo que planteó que “los medios públicos tienen una misión, que es la de las diversidades, la de mantener en alto las cosas que los argentinos hemos buscado a lo largo de un montón de tiempo, como la ampliación de derechos, la comunicación y la puesta en valor de nuestra cultura”, el discurso de Lufrano, el último, retomó algunas de las ideas planteadas por Saavedra.

“Me siento orgullosa de estar en este escenario después de recordar cómo encontramos la radio; siento orgullo por cumplir con la palabra empeñada el 20 de enero del 2020 cuando nos planteamos la reconstrucción de los medios públicos; aquellas podían sonar como hermosas palabras pero las hicimos realidad. Éste es el trabajo de muchos compañeros y compañeras que afrontamos entre todos y todas para poder llegar hasta acá”, dijo Lufrano en medio de una larga lista de agradecimientos con nombre y apellido y a distintas áreas y funcionarios del Estado, al tiempo que volvió a destacar a los trabajadores y trabajadoras de la emisora.

“Primero la pandemia, luego una guerra; un país dos veces sin presupuesto. Ojalá podamos tener un 2023 diferente”, auguró la también periodista y comunicadora. Y agregó: “Esto se tiene que convertir en un verdadero centro cultural para todos y todas y en honor al Negro Fontanarrosa, porque nos hemos comprometido a hacer de los medios públicos espacios plurales, con diversidad, inclusión y construcción ciudadana. Estamos haciendo patria cuando las voces de la Argentina se escuchan en lugares como Malvinas; el transmisor que llevamos allí estaba tirado y ése es un símbolo de cómo destruyeron los medios públicos, como los tiraron abajo, como convirtieron en simples repetidoras a muchas de las emisoras, cuando cada una tiene que sonar con sus acentos, con sus historias, con su identidad contando qué pasa en cada lugar de la Argentina”.

 

Y cerró: “Como decía Silvia (Saavedra), tenemos un profundo compromiso con la democracia, en un momento en el que se rompió un pacto que habíamos firmado tácitamente con su recuperación en el 83. Podemos disentir en las ideas, podemos discutir y debatir, pero la muerte no, el intento de homicidio no. Ése «Nunca más» es lo que los medios públicos defienden todos los días, donde pueden hablar todos porque somos un medio del Estado no del gobierno. La democracia ha sido atacada: intentaron matar a la vicepresidenta de la nación, atacaron a la democracia y eso no puede ser algo discutible. Aquellos que no lo repudian, no lo combaten, aquellos que son negacionistas, son antidemocráticos: hay un sector de la Argentina al que le molesta la democracia y eso hay que decirlo con todas las letras”.

Comentarios