Ciudad

Y polémicas

Nación prometió esperadas obras viales para octubre

El tercer carril de la ruta 9 entre Zárate y Rosario, una nueva autopista para la capital provincial, un "nuevo" acceso para el aeropuerto de Fisherton, y la doble traza de la ruta 33 desde Rufino.


Este jueves la Nación anunció esperadas obras viales para Santa Fe. Según contó en conferencia de prensa el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, empezarán en octubre y “tocarán” distintos conflictos que tuvo la administración nacional con la provincial e incluso la municipal. Entre las obras está la construcción del tercer carril de la ruta nacional 9 entre Zarate y Rosario; la nueva autopista RNV11 (la antigua ruta nacional 11 vinculada a la capital santafesina); un nuevo acceso al Aeropuerto Internacional Islas Malvinas –por el que la intendenta Mónica Fein cruzó a Dietrich días atrás–; una serie de mejoras en la ruta nacional 9 (banquinas, luces y pavimento nuevo); y la esperada conversión de la ruta 33 en autopista que empezará por el tramo con menor cantidad de choques y muertes: de Rosario a Rufino.

 

Siempre es hoy

“Hoy es un día histórico, continuando la firma del viernes pasado, estamos construyendo las bases de la Argentina de la transformación profunda, de hacer lo que hay que hacer. Hoy firmamos estas obras que ya en unos meses van a estar generando más de 22 mil puestos de trabajo directos e indirectos. Hoy vemos a argentinos del sector público y privado y extranjeros, todos trabajando en equipo para que tengamos menos muertos en nuestras rutas, bajemos el costo logístico, generar crecimiento y desarrollo”, dijo a través de un comunicado el ministro de Transporte de la Nación durante la presentación de las obras. Minutos antes había firmado los últimos cuatro contratos para la construcción de la primera etapa de proyectos viales bajo el sistema de Participación Público-Privado (PPP). El sistema de Nación está basado en 6 corredores viales -A, B, C, E, F y Sur- que formarán la nueva Red de Autopistas y Rutas Seguras. Alcanzarán 7.200 kilómetros de caminos y una inversión, siempre según Nación, de más de 16.700 millones de dólares.

 

Para Santa Fe

Las obras vinculadas a la región están en el corredor E y F. Estarán administradas por las empresas Helport, Panedile, Eleprint y Copasa. El primer grupo incluye 390 kilómetros entre los tramos de la ruta nacional 9, la 34, la 193, la A008, la A012, la ex ruta nacional 11. Las obras que prometieron hacer desde Nación a partir de octubre serán el tercer carril de la 9 entre Zarate y Rosario y la nueva autopista RN1V11, nombre que tomó el camino entre la capital provincial, Santo Tomé, el intercambiador con ruta nacional A007, y la Circunvalación Oeste hasta el norte de Recreo, donde se conecta con la antigua ruta nacional 11. Dietrich también prometió hacer un “nuevo acceso al aeropuerto de Rosario”, según el comunicado de Nación, y reactivó la polémica.

Días atrás la intendenta Mónica Fein lo había llamado mentiroso luego de que el ministro declarara que el Gobierno de Santa Fe manejaba mal la plata de las obras para la estación de Fisherton. “Nación no envía nada al aeropuerto de Rosario. Es una vergüenza porque es un aeropuerto público en el que la provincia lleva invertidos mil millones de pesos y va a invertir más. El dinero que se recauda es porque hay más vuelos internacionales y hay mayor recaudación. Es una vergüenza que se incumpla con la ley que plantea que por fuera de Aeropuertos Argentina 2000 (firma privada que gestiona, entre otras, la terminal de la ciudad de Córdoba). Los aeropuertos públicos tienen que tener inversión. Y la Nación no está cumpliendo”, había respondido Fein.

 

Por lo más fino

La otras “tanda” de obras irán para el corredor F que involucra 635 kilómetros entre la ruta nacional 33, la autopista Rosario-Córdoba y parte de la ruta nacional 9. Las únicas que adelantó el gobierno de Cambiemos este jueves fue una serie de “mejoras en la ruta 9 como banquinas, luces y repavimentación” y empezar la autopista Rosario-Rufino, la doble traza de la ruta 33. La decisión de Nación fue criticada por el intendente de la vecina localidad de Pérez, Pablo Corsalini.

El año pasado entendió que Nación debía empezar la doble traza de la 33 no por Rufino sino por Pérez. En su favor el mandatario tenía las estadísticas de choques que harían prioritaria la obra en el extremo de Pérez, el último camino antes de los puertos de Rosario, desde donde sale el 70 por ciento de la producción agrícola de la Pampa Húmeda.

Según los números de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, el tramo de la ruta 33 que pasa por Pérez es lugar de 25 choques por año según las estadísticas. También es donde murieron 13 personas y decenas resultaron heridas cuando dos colectivos de la empresa Monticas chocaron de frente en el kilómetro 779. Fue a 120 metros de lo que los vecinos llaman la Curva de la Muerte. El tramo que pasa por Rufino, por donde empezarán las obras de Nación, tiene un promedio mucho más bajo: sólo 5 por año.

 

Fein, durísima con Dietrich: lo trató de “mentiroso”

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios