Edición Impresa, Política

Puja

Nación condiciona devolución de deuda a “deberes” de la provincia

Macri dijo que Santa Fe “tiene que tener la capacidad de que en su presupuesto se reduzca el gasto corriente y se aplique a más obras”.


El gobierno de Mauricio Macri condicionó ayer la devolución de la deuda que mantiene la Nación con Santa Fe por descuentos indebidos a la coparticipación federal a una reducción del gasto corriente (sueldos y otros gastos de funcionamiento) en la provincia. Según el presidente, Santa Fe “tiene que tener la capacidad de que en su presupuesto se reduzca el gasto corriente y se aplique a más obras”.

En una entrevista con corresponsales de distintos medios, el presidente dijo que Santa Fe, Córdoba y San Luis “fueron muy beneficiadas con el fallo (de la Corte Suprema, a fines de 2015) que les permitió salir de ahogos financieros profundos. Espero que Santa Fe, como otras provincias, mejore la calidad de su presupuesto y aumente la inversión”.

El fallo de la Corte Suprema es por la detracción indebida del 15 por ciento de la coparticipación a favor de la Ansés y del 1,9 por ciento para la Afip, entre 2006 y 2015. A valores históricos, la deuda es de casi 24 mil millones de pesos, pero para las autoridades del Ministerio de Economía de la provincia, la cifra actualizada sería de alrededor de 40 mil millones.

El fallo de la Corte estipulaba que las partes tenían 120 días para ponerse de acuerdo en la forma y los plazos del pago. Pero, a un año de la asunción del nuevo gobierno, casi no hubo novedades. La Nación y la provincia formaron una comisión mixta para discutir sobre el tema; esa comisión se reunió por primera vez el 3 de agosto y a la fecha no hubo avances. Por ese motivo el ministro de Economía santafesino, Gonzalo Saglione, anticipó que antes de fin de año la provincia presentará su propia liquidación ante la Corte Suprema de la Nación para reclamar el pago.

Después de un largo silencio, el presidente Macri sentó posición: “La calidad de un gobernante se mide por la capacidad de hacer obras. ¿Solamente pagar sueldos…? La verdad es que no le aporta mucho a la comunidad. Sirve pensar, planificar y hacer obras que generen aumentos de capacidades económicas como pueden ser rutas, energía, puertos, o en calidad de vida como salud y educación pública. Es una deuda enorme la que tenemos con la educación pública”, señaló Macri en declaraciones publicadas ayer por El Litoral.

Sobre el reclamo del gobierno de Miguel Lifschitz, el presidente fue tajante: “Todos necesitamos más plata. Él tiene que tener la capacidad de que en su presupuesto se reduzca el gasto corriente y se aplique a más obras”. Y puso como ejemplo el puente Santa Fe-Paraná: “Me imagino a los entrerrianos y santafesinos cruzando ese puente y produciendo nuevas oportunidades para otros santafesinos y entrerrianos. Mi obsesión es generar espacios para crecer, para que se desarrolle la gente. No ganar elecciones, ése es un medio para el fin. Lo que me obsesiona es el fin”.

A fines de noviembre, el ministro Saglione recordó que “la Corte ya sentenció” y agregó: “Lo que ahora queda por hacer es la liquidación final, en la que deberíamos ponernos de acuerdo”.

En ese momento, Saglione dijo que “la idea es acordar el monto y la forma de pago este año” y que, si eso no ocurre, en los primeros meses de 2017 la provincia se presentará ante la Corte con su propia liquidación para exigir el pago de la deuda.

El fallo de la Corte, además, ordenó a la Nación cesar con los descuentos aplicados a Santa Fe, Córdoba y San Luis. “Esa parte del fallo se está cumpliendo; los recursos extra para nuestra provincia, a lo largo del año, fueron de entre 500 y 700 millones de pesos mensuales. En cambio, la segunda parte del fallo (la devolución de la deuda histórica) no se ha cumplido”, marcó Saglione. Y anunció: “Si no logramos consensuarlo y pasa el tiempo, haremos la presentación de nuestra liquidación ante la Corte”.

La demanda por los fondos coparticipables fue presentada en 2010 por el entonces gobernador Hermes Binner, quien en ese momento logró el apoyo de todo el arco político santafesino. Cinco años más tarde, la Corte falló a favor de la provincia –en una sentencia que también favoreció a Córdoba y San Luis–, en el tramo final de las gestiones de Antonio Bonfatti como gobernador y de Cristina Fernández de Kirchner en la Casa Rosada.

Cuando asumió el gobierno de Mauricio Macri, hubo señales desde la Nación a favor de restituir fondos a las provincias. Los descuentos cesaron para las otras 21 jurisdicciones del país –salvo Santa Fe, Córdoba y San Luis– por decisión del presidente. Pero la mesa de negociaciones que debía abordar la cuestión de la deuda acumulada por una década nunca logró resultados.

Comentarios