Ciudad

Promesa de campaña

Nación abandonó los jardines infantiles que iba construir

El gobierno oficializó que no levantará los ocho espacios en Santa Fe. Tampoco licitará los 12 que les seguían. Desde 2015 los reclamos de padres y madres por los lugares crecieron porque son obligatorios desde los 4 años


El gobierno nacional oficializó que no construirá los ocho jardines infantiles que prometió en junio de 2016 levantar en Santa Fe por un valor de 150 millones de pesos. Quedaron a medio hacer o en algunos casos en menos del 10 por ciento y los predios ahora abandonados están en Villa Gobernador Gálvez, Funes, Granadero Baigorria, Santo Tomé, Santa Fe, Firmat, Pueblo Esther y Alvear.

Nación tampoco licitará los 12 que esta semana tenía planeado para resolver la demanda en Rosario, Esperanza, Soldini, San Genaro y Pérez, entre otras localidades. “Eran obras muy importantes que significan mucho para la educación y no sabemos qué ocurrirá”, explicó a El Ciudadano, Cristina Di Filippo, desde la subsecretaría de Recursos Físicos y Logística del Ministerio de Educación de Santa Fe.

Como en otros casos, el abandono de Nación pone al gobierno de Santa Fe contra las cuerdas para asumir la responsabilidad. Algo que supo hacer en una escuela de Cabín 9 y otra en Santo Tomé, que fueron dejadas a mitad de camino por Nación, y fueron resueltas por el Estado provincial. “Es lamentable porque tenían que hacerlo en 6 meses y en muchos casos solo hicieron la plataforma. Las empresas no se pudieron hacer cargo y es responsabilidad del Estado nacional”, opinó el senador provincial, Miguel Ángel Cappiello.

 

En veremos

Las obras en los ocho predios estaban a cargo de la Unidad Temporal de Empresas (más conocido por la sigla UTE) Bahía Blanca Viviendas, que tardó tres meses en empezar las tareas. Después, siempre según contaron desde el Ejecutivo santafesino, las contratistas incumplieron los plazos acordados. En 2017 los edificios de seis salas –como habían diseñado desde Nación– en Alvear, Granadero Baigorria y Santo Tomé llegaron a tener cimientos. Los demás –en Villa Gobernador Gálvez, Funes, Firmat, Santa Fe y Pueblo Esther– no superaban el 10 por ciento de avance. “No sabemos qué pasará, y si podremos tomar las obras cuando oficialicen la rescisión que anunciaron desde Nación. Cuando llegue evaluaremos si podemos incorporar, como hicimos en otras oportunidades, las obras al plan de infraestructura del gobierno de Santa Fe que, a pesar de la crisis, no se detuvo”, dijo Di Filippo.

 

Necesidad

El plan de obra, parte de los anuncios de campaña del presidente Mauricio Macri, venían a resolver una demanda que se aceleró en 2015, cuando la educación formal empezó a ser obligatoria desde los cuatro años. Cada año padres y madres reclaman por una silla en los jardines de la ciudad y la provincia, tal como señalaron desde la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), desde donde calcularon que se necesitaban a nivel nacional unos 3 mil jardines infantiles más para atender la necesidad. Las escuelas primarias en Santa Fe sumaron salas y trataron de dar una respuesta. Por entonces, el Estado provincial había empezado a construir 13 jardines.

 

Reclamos

El senador provincial Miguel Cappiello opinó: “Es lamentable porque tenían que hacerlo en 6 meses y en muchos casos solo hicieron la plataforma. Las empresas no se pudieron hacer cargo y es responsabilidad del Estado nacional”. El legislador insistió que la decisión de Nación dejó muy mal parado al Gobierno de Santa Fe de cara a hacerse cargo de las obras porque “tampoco podemos usar lo que deben a la provincia ni siquiera”. Según contó a El Ciudadano, en Pueblo Esther el presidente comunal, a cuenta del reclamo de los padres, alquiló un espacio y puso en marcha el jardín con educadores que ya habían sido designados por el Ministerio de Educación. “Algunas veces no se dimensiona cuál es el impacto real de las decisiones que toman desde allá. Afectan, como la quita de la tarifa eléctrica o de transporte, a los que menos tienen”, concluyó Cappiello.

 

Pedido nacional

En junio Margarita Stolbizer, presidenta de la Asociación Civil Bajo la Lupa, pidió a la Justicia Federal que se investigue la posible comisión de delitos en perjuicio de la administración pública por la construcción de jardines de infantes licitados y adjudicados en el año 2016 por el Ministerio de Educación. Stolbizer apuntó sobre la promesa de campaña electoral de Macri de construir tres mil jardines de infantes y que cuando asumió el discurso cambió a generar 10 mil salas para anexar a escuelas en funcionamiento. Según denunció a mitad de año las cinco licitaciones para hacerlo no terminaron con ningún edificio en pie. “No se emitió información sobre la competencia empresaria y los motivos de la adjudicación, como tampoco las certificaciones de obras, pagos realizados, adelantos financieros, constatación de niveles de ejecución, ni se enviaron los respectivos contratos. Ese es el motivo principal de la presentación de la denuncia para que se investigue si ha existido malversación de recursos públicos, administración fraudulenta y/o violación de los deberes de funcionario público”, había señalado Stolbizer y agregó que apenas se inauguraron 14 jardines y el resto de las obras están paralizadas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios