Mundo

Miércoles negro

Murió un policía y ya son cinco las víctimas fatales en los desmanes de los seguidores de Trump

El agente Brian Sicknick "respondía a los disturbios el miércoles en el Capitolio y fue herido mientras se enfrentaba físicamente con los manifestantes", consignó la Policía del Capitolio. Una mujer falleció dentro del recinto legislativo y tres personas en los alrededores


Un oficial de la Policía del Capitolio murió en la mañana de este jueves a causa de las heridas sufridas el miércoles último durante el asalto a la sede del Congreso estadounidense, en Washington, por parte de simpatizantes del presidente Donald Trump.

La Policía del Capitolio informó en un comunicado que el agente Brian Sicknick “respondía a los disturbios el miércoles en el Capitolio y fue herido mientras se enfrentaba físicamente con los manifestantes”, consignó en un comunicado. “Regresó a su oficina y colapsó”, agrega el texto, citado por la agencia de noticias AFP.

“Fue llevado a un hospital local, donde sucumbió a sus heridas” en la noche del jueves, agrega la nota oficial.


Sicknick es el primer policía muerto como consecuencia de la violencia desatada el miércoles, cuando una muchedumbre incitada por el saliente Trump desbordó el dispositivo de seguridad en el Capitolio e irrumpió en las cámaras legislativas.

Cuatro manifestantes fallecieron, incluyendo una mujer que fue baleada por la policía mientras intentaba entrar al edificio. Las otras tres muertes ocurrieron en el perímetro del Capitolio, pero aún se investigan sus circunstancias. Se trata de Ashli Babbitt, de 35 años, oriundo de California, Benjamin Phillips (50, de Pensilvania), Kevin Greeson (55, de Alabama) y Rosanne Boyland (34, de Georgia).

El oficial Brian Sicknick, que revistaba en la fuerza desde 2008, murió alrededor de las 9.30 de este jueves. Las circunstancias que rodearon su fallecimiento no fueron claras de inmediato. La policía del Capitolio solo dijo que había “fallecido debido a las lesiones sufridas mientras estaba de servicio”.

En algún momento del caos, con los descontrolados simpatizantes de Trump arrasando los pasillos del Congreso mientras los legisladores eran llevados a otros sitios o se escondían debajo de sus escritorios, Sicknick fue golpeado con un extintor de incendios, según dos funcionarios policiales.

Comentarios