Ciudad

Lo encontraron en Oliveros

Murió un ciervo rescatado: ya encontraron cinco este año

Se trata de un animal no autóctono. La especie es utilizada para la caza deportiva. Lo encontraron en el predio de la colonia psiquiátrica cercana a Rosario, herido tras el ataque de perros. Lo llevaron al refugio Mundo Aparte, donde los intentos por curarlo no dieron resultado


Un ciervo de la especie Axis murió este jueves en Rosario tras ser rescatado luego de sufrir un ataque de perros. El animal fue encontrado en la localidad de Oliveros, en el predio del psiquiátrico, por parte de trabajadores de la institución. Con graves heridas, lo llevaron al refugio Mundo Aparte, en la zona norte rosarina, donde los intentos por curarlo no dieron resultado. Integrantes de esa ONG dedicada al cuidado de animales silvestres estiman que el ciervo probablemente escapó de algún coto clandestino donde lo mantenían para la llamada caza cinegética: captura de fauna salvaje destinada a ser presa de turistas -en buena parte extranjeros- que pagan sumas considerables a quienes le ofrecen esa controvertida actividad.

El ciervo, de una especie originaria de Asia y por lo tanto no autóctono, fue hallado el pasado miércoles en el psiquiátrico de Oliveros por parte de una trabajadora de la institución. El animal presentaba heridas graves. Una bióloga, un veterinario y bomberos acudieron al lugar ante el aviso. Finalmente, personal del refugio Mundo Aparte lo llevó a su espacio, ubicado en Sorrento al 1500. El animal falleció en la noche de este jueves debido a la cantidad de sangre que había perdido.

“El miércoles lo encontraron cerca de las 14 y a las 17 lo trajeron a Rosario. Hasta las 20.30 estuvimos atendiéndolo porque estaba todo mordido por perros. Las patas traseras, el hocico, y respiraba muy mal. Tenía desplazada la mandíbula. El veterinario Gabriel Nonino trabajó hasta la noche, pero el ciervo tenía heridas internas y falleció”, explicó a El Ciudadano María Esther Linaro, directora de la reserva.

“Es el quinto animal de este tipo que encontramos en lo que va del año. Uno apareció en el río, a otro lo atropelló un colectivo. Es terrible, porque los reproducen para la caza deportiva y son animales que si bien están asilvestrados no tienen su hábitat natural acá”, explicó.

María Esther recordó que la ONG que dirige acoge a muchos animales que son rescatados y no tienen un lugar donde poder vivir con las condiciones de entorno que necesitan. La activista se quejó en ese sentido del accionar de la provincia. Agregó, respecto de su organización, que no cuenta con una figura legal acorde porque no es ni un zoológico, ni un criadero o muestrario. “No encajamos en ninguna de las que existen en la provincia, así que no existimos jurídicamente”, sintetizó.

Linaro arremetió contra la caza deportiva. Hay grupos que capturan ciervos, jabalíes y hasta pumas salvajes, explicó, para atraer la demanda de turistas que participan de esas actividades, en buena parte de los casos ilegalmente.

María Esther hace 20 años que está en el refugio, es su directora y está convencida de que la fauna silvestre está atravesada por el eje educacional. “ Hay que poner un freno, cada vez hay más excusas para matar y estos animales fueron traídos desde finales del siglo XX para la caza deportiva”, dijo. “En Santa Fe, los cotos de caza están habilitados” y eso, juzgó, es lo grave.

En el refugio también trabaja Franco Peruggino, quien expresó que la caza cinegética suele tener vinculaciones con la trata de personas con fines de prostitución y el tráfico de armas. Agregó que en la época de caza de patos, suelen matar a unas 200 aves. “Y son 200 balas, más las que se desperdician, y tampoco se habla de la contaminación del plomo en tierra y agua”, específicó.

El refugio protege hoy a monos, aves, pumas y zorros rescatados. El problema es que a la mayoría no lo pueden devolver a sus hábitat naturales, que no existen en la región. El caso de los ciervos Axis es uno de los más complicados.En el lugar vive hoy un ciervo rescatado el año pasado.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios