Región

En Monte Vera

Murió maratonista tras desvanecerse durante una carrera

Una corredora de 38 años fue hallada perdida e inconsciente casi cuatro horas después de terminada la carrera de aventura en la participaba por terrenos pantanosos de la localidad santafesina de Monte Vera, unos 15 kilómetros al norte de la capital provincial


Foto: NA

Marlén Gieco, la maratonista que encontraron inconsciente en Monte Vera, murió este sábado a la tarde en el hospital Cullen de Santa Fe, a donde había ingresado en estado crítico el 23 de abril pasado.

La corredora fue hallada perdida e inconsciente casi cuatro horas después de terminada la carrera de aventura en la participaba por terrenos pantanosos de la localidad santafesina de Monte Vera, unos 15 kilómetros al norte de la capital provincial.

La mujer fue internada en la sala de terapia intensiva el 23 de abril, con asistencia respiratoria, del Hospital Provincial “José María Cullen”, y se teme que haya sido atacada por alguna serpiente.

“La paciente presentaba falla multiorgánica, sobre todo renal. Ingresó en estado crítico, permanece delicada y con pronóstico reservado”, explicó Juan Pablo Poletti, director médico del hospital.

Entre las posibilidades que barajan los médicos en cuanto a lo que pudo haberle sucedido se cuentan “golpe de calor severo, deshidratación aguda, falla renal o hasta una picadura de ofidio”.

La corredora, identificada como Marlene Gieco, es oriunda de Santa Fe y tiene experiencia en este tipo de pruebas, además de presentar un físico entrenado.

La mujer fue hallada casi cuatro después del horario en el que tenía que haber llegado a destino, ya que participaba de la prueba de 10 kilómetros.

La carrera de la que participaba, “Mosquito Trail Eco Aventura 2018”, es un de las más tradicionales de aventura en territorio santafesino y se corre en la zona rural de Monte Vera, donde abundan los terrenos anegados y pantanosos.

La prueba de 10 kilómetros se largó a las 11, en momentos en que hacía un intenso calor en la zona, y Marlene “debería haber llegado a la meta entre las 12.30 y las 13”, según comentó Alfredo Martínez, organizador de la prueba.

La familia de la mujer cuestionó que durante el tiempo en que nada se supo de Marlene los organizadores “siguieron con las premiaciones, sacaron fotos y entregaron medallas como si no pasara nada”.

Otros corredores aseguraron que la mujer abandonó en determinado momento el sendero a seguir durante la prueba, por motivos que se ignoran.

Finalmente, tras una intensa búsqueda, la corredora fue hallada a unos 200 metros de los senderos marcados, desvanecida y convulsionando, por lo que fue trasladada a un hospital cercano, desde donde se la derivó al Cullen debido a la gravedad del cuadro.

Si te gustó esta nota, compartila