Ciudad

Violencia de género

Murió la joven que fue quemada por su novio

María Celeste Encina entró el miércoles al Heca con un tercio del cuerpo afectado y este domingo la velaron a cajón cerrado. La causa pasará a la fiscal Marisol Fabbro y en la semana volverá a imputar a la pareja.


María Celeste Encina murió el sábado a la tarde con un tercio del cuerpo quemado. La mujer de 31 años había llegado el miércoles a la noche al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) con su pareja Ezequiel, de 25 años. Los dos quedaron internados. Ella estaba inconsciente, tenía la garganta y el pecho quemados.

También tenía heridas en la panza, la espalda, el pecho, el cuello, la cara y el brazo derecho. Él tenía lesiones en las palmas de las manos y después de unas curaciones quedó detenido por orden del juez Hernán Postman. El fiscal Emiliano Ehret lo imputó por tentativa de homicidio calificado por situación de pareja.

Este domingo a la tarde la familia de María Celeste veló sus restos a cajón cerrado, en la casa de la madre ubicada en Garibaldi y Felipe More.

La causa pasará a la fiscal Marisol Fabbro de la unidad de Homicidios Dolosos que ordenó una autopsia y en la semana volverá a imputar al joven.

“La familia de María Celeste está destrozada. El hombre dejó a cinco hijos sin su mamá. Nadie imaginó que esto iba a pasar. La familia no sabía nada. Ahora esperan a la justicia divina”, dijo Alejandra, una amiga de la víctima a El Ciudadano.

Trágico final

María Celeste tenía cinco hijos, de entre 6 y 15 años. Vivía del cirujeo con Ezequiel, la pareja con la que convivía desde hacía dos años. Lo conoció después de separarse del padre de sus hijos y al poco tiempo él se mudó a la casa de ella.

El miércoles a la noche la pareja discutió porque María Celeste quería terminar la relación. Ezequiel la llevó a la pieza y le dijo a los chicos que no entraran. El nene de 8 años escuchó gritos y vio que su mamá entraba al baño cubierta de llamas. Cuando intentó tirarse agua, ella se desmayó. Ezequiel salió a la calle a pedir ayuda, frenó un auto de un vecino y se subió. La hija de 13 años y la prima le sacaron la ropa quemada y la subieron al auto. Antes de arrancar para el Heca, Ezequiel les dijo: “Limpien la casa y no digan nada a nadie”. Las chicas avisaron a los hermanos de María Celeste y fueron a hacer la denuncia a la comisaría 19a.

La mujer entró al Heca a las 20 con quemaduras en el 30 por ciento del cuerpo. El fuego le alcanzó la garganta y no pudo respirar más que con asistencia de una máquina. Ezequiel también quedó internado. Entrevistado por la Policía, dijo que quiso impedir el avance de las llamas.

Según contó la amiga de la familia, Alejandra, Ezequiel dio tres versiones de cómo ella se quemó. Primero que el fuego empezó porque había explotado la cocina. Después que había sido una olla eléctrica. Por último, que ella se había prendido fuego sola porque él se quería separar. Los estudios médicos y forenses fueron contra todas las explicaciones de Ezequiel. Según las evidencias recabadas por el fiscal Emiliano Ehret, Ezequiel la prendió fuego con alcohol en medio de una discusión. La policía encontró la botella de alcohol escondida en el ropero de la pieza.

Los testimonios de familiares y amigos de María Celeste contaron que no era la primera situación violenta en la casa. La hija de 13 años declaró ante el fiscal y dijo que Ezequiel le pegaba a la madre hasta desmayarla. También contó que él usaba una botellita de alcohol para despertarla.

Para Alejandra, María Celeste era otra cuando estaba con Ezequiel. “No hablaba. No saludaba. Agachaba la cabeza. Cuando estaba sola era otra persona: sonreía, hablaba y se quedaba tomando mates. Era sencilla y simpática, pero él la controlaba”, contó.

El fiscal Emiliano Ehret imputó a Ezequiel por tentativa homicidio calificado por situación de pareja y le dieron prisión preventiva. La causa pasó a la fiscal Marisol Fabbro de la Unidad de Homicidios Dolosos. Ella ordenó una autopsia y en la semana volverá a imputar a Ezequiel.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.