Murió el preso que recibió varios disparos tras el ataque al móvil del Servicio Penitenciario

A Osvaldo Zalazar lo conocían como Popito. El vehículo oficial en el que lo trasladaban a la Unidad Penal 16 tras una salida transitoria fue emboscado en Los Talas y El Chajá, a unas seis cuadras de su domicilio. Los apellidos Bassi y Cantero resuenan en una larga saga de venganzas