Política, Región

Dos veces exiliado

Murió a los 93 años el histórico dirigente peronista Roberto Rosúa, tres veces ministro de Gobierno

Ocupó altos cargos ejecutivos durante la gobernación de Sylvestre Begnis, por el Frejuli, y los dos mandatos de Jorge Obeid. Tuvo que irse del país en 1973, por amenazas de la Triple A, y con el golpe del 24 de marzo del 76, al recuperar la libertad luego de meses detenido por la dictadura


Roberto Rosúa, histórico referente del peronismo que fue tres veces ministro de Gobierno de Santa Fe, murió en la mañana de este viernes a los 94 años como consecuencia de una descompensación.

Rosúa estuvo al frente de la cartera de Gobierno con el gobernador, por el entonces Frejuli, Carlos Sylvestre Begnis, desde 1973 hasta 1975. El mismo cargo ocupó durante los dos mandatos de Jorge Obeid (1995 a 1999 y 2003 a 2007).

Su militancia peronista lo obligó a exiliarse en Brasil luego de ser detenido durante la última dictadura militar. Pero regresó cuatro años después a la Argentina y siguió protagonizando la política de Santa Fe.

El Concejo Municipal lo distinguió en 2019, y esa fue una de sus últimas apariciones públicas: la pandemia lo mantuvo confinado el año pasado.

Rosúa había nacido el 1º de enero de 1928 en la ciudad de Las Rosas, departamento Belgrano. A finales de la década de 1940 cursó la carrera de abogacía en la Universidad Nacional del Litoral, incorporándose al Centro de Estudiantes de esa casa de estudios como primeros pasos en la política.

En esa época militaba en la Unión Cívica Radical Intransigente (Ucri), cuyo referente era Arturo Frondizi. Después del golpe militar contra el gobierno de Juan Domingo Perón en 1955, se dedicó a defender a militantes peronistas presos por combatir a la dictadura.

A finales de 1957 fue elegido concejal de Rosario por el Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), ejerciendo por un año hasta que la Intendencia fue intervenida.

Rosúa se trasladó a la ciudad de Santa Fe, donde presidió el Departamento Provincial del Trabajo. Luego fue convencional constituyente provincial en 1962, para la reforma constitucional promovida por Carlos Sylvestre Begnis.

Ese mismo año fue electo diputado provincial por Santa Fe y luego asumió como vicepresidente del Colegio de Abogados de Rosario, entre 1966 y 1968, y presidente del mismo desde 1970 a 1972.

En 1973, asumió como ministro de Gobierno, Justicia y Culto de Santa Fe. Tuvo que renunciar al cargo por amenazas del grupo paraestatal Triple A, que reconocía como uno de sus creadores al “Brujo” José López Rega. Se exilió en Europa y poco después regresó para ejercer como abogado. La dictadura surgida del golpe cívico-militar del 24 de marzo de 1976 lo mantuvo detenido durante varios meses.

Cuando recuperó la libertad, se exilió nuevamente, pero en Brasil. Allí estuvo cuatro años, trabajando para la empresa Vasalli.

En 1991, fue candidato a vicegobernador en la fórmula encabezada, en 1991, por Raúl Carignano,

El 14 de mayo de 1995 ocupó nuevamente el cargo de ministro de Gobierno durante la primera gobernación de Jorge Obeid, siendo elegido diputado provincial en 2003, pero en este caso no asumió para volver a la cartera de Gobierno en el segundo mandato de Obeid.

Se destacó fundamentalmente en el área de seguridad pública, en la que llegó a plantear, y llevar adelante, una purga de elementos corruptos de la Policía de Santa Fe con cerrada resistencia de los uniformados que se tradujeron, como tantas veces, en un incremento de violencia en las calles.

Rosúa: “Con Obeid sacamos a los torturadores de la Policía”

 

Comentarios