El Hincha

Monumental decepción

Mundial de Clubes: la derrota de River, el peor resultado de un equipo argentino

El Millonario llegó al torneo en plena euforia por su título en la Copa Libertadores el pasado domingo 9 de diciembre en Madrid y se irá de Emiratos Árabes Unidos tras protagonizar este martes la peor actuación de un equipo argentino


River protagonizó la peor actuación de un equipo argentino en la historia del torneo, que va por su 15ª edición.

River Plate llegó al Mundial de Clubes en plena euforia por su título en la Copa Libertadores el pasado domingo 9 de diciembre en Madrid y se irá de Emiratos Árabes Unidos tras protagonizar este martes la peor actuación de un equipo argentino en la historia del torneo, que va por su decimoquinta edición.

Desde la instauración del actual formato del Mundial de Clubes, abierto a representantes de otras confederaciones, Argentina no ha conseguido que ninguno de sus clubes se proclamaran campeones y los únicos cuatro títulos sudamericanos han sido para conjuntos brasileños (Corinthians 2000 y 2012), San Pablo (2005) e Inter de Porto Alegre (2006).

Antes del naufragio de este martes de los Millonarios al perder 5-4 en penales (tras empate 2-2) ante el Al Ain emiratí en su semifinal, hubo cuatro intentos de equipos argentinos (Boca Juniors en 2007, Estudiantes en 2009, San Lorenzo en 2014 y River Plate en 2015) y en todas ellas se había repetido la misma historia: victoria albiceleste en semifinales y derrota en la final ante el representante europeo.

Esta vez River Plate ni siquiera logró alcanzar el último partido y tendrá que conformarse con jugar el sábado por el tercer puesto, ante el perdedor de la segunda semifinal, que disputan el miércoles Real Madrid y Kashima Antlers en Abu Dhabi.

Estas fueron las representaciones anteriores de Argentina en el Mundial de Clubes:

 

2007: Boca estrena el nuevo formato

 

El primer equipo argentino en jugar esta competición en su formato actual fue Boca Juniors, el último del país que conquistó la Copa Intercontinental, el emblemático torneo que medía hasta 2004 al vencedor de la Liga de Campeones europea con el de la Copa Libertadores. Boca lo ganó por última vez en 2003, frente al Milan.

Fue en Japón, igual que el Mundial de Clubes de 2007, al que el conjunto xeneize llegó con altas expectativas.

Comenzó en semifinales superando 1-0 al Etoile Sportive du Sahel tunecino, por 1-0 con gol de Neri Cardozo, y luego en la final, otra vez en Yokohama, el rival volvía a ser el Milan.

Filippo Inzaghi abrió el marcador en la final (minuto 21) y en la siguiente jugada empató Rodrigo Palacio (22) para Boca.

Los italianos sentenciaron en la segunda mitad con tantos de Alessandro Nesta (50), el brasileño Kaká (61) y de nuevo Pippo Inzaghi (71), antes de que un gol en contra de Massimo Ambrosini (85) dejara el marcador en 4-2 para los europeos.

 

2009: Estudiantes acaricia la gesta

 

En la primera edición del Mundial de Clubes con Emiratos Árabes Unidos como sede, Estudiantes rozó la gesta.

El equipo de La Plata arrancó ganando al Pohang Steelers surcoreano (2-1) en semifinales, con un doblete de Leandro Benítez (45+2, 53).

El brasileño Denilson acortó para los asiáticos en el 71, pero sin poder evitar la clasificación de los argentinos.

La final midió al Pincharrata con el todopoderoso Barcelona de Josep Guardiola, que buscaba su sexto título oficial de aquel año.

Mauro Boselli adelantó a Estudiantes en el 37 de la final y Estudiantes resistió bien hasta el final del partido. Por momentos el equipo entonces dirigido por Alejandro Sabella pareció tener el objetivo en la mano, pero Pedro Rodríguez igualó en el 89 para forzar la prórroga y un argentino, Lionel Messi, decidió el partido para el Barça (2-1) en el 110.

 

2014: San Lorenzo no puede con un gran Real Madrid

 

San Lorenzo, el equipo del Papa Francisco, acudió a la cita de 2014 en Marruecos con el entrenador Edgardo Bauza, que había perdido el Mundial de Clubes en 2008 cuando dirigía a la Liga de Quito ecuatoriano.

El partido de debut en semifinal fue sorprendentemente complicado y San Lorenzo tuvo que sudar para imponerse al modesto Auckland neozelandés (2-1 en la prórroga, con un gol de Mauro Matos para la victoria).

Pero en la final, el Real Madrid que entonces dirigía Carlo Ancelotti fue demasiado fuerte: 2-0 con tantos de Sergio Ramos y Gareth Bale, para que el trofeo fuera a España.

2015: Messi y Suárez desarman a River

 

River Plate, campeón de la Copa Intercontinental en 1986 y perdedor de la misma en 1996, volvía a luchar en 2015 por el trono del fútbol mundial.

Marcelo Gallardo, el actual entrenador de los Millonarios, dirigía al equipo, que sufrió para ganar 1-0 en semifinales al Sanfrecce Hiroshima japonés con un tanto de Lucas Alario a falta de veinte minutos para el final.

En la final de Yokohama, el Barcelona fue demasiado fuerte: un tanto de Messi y un doblete de Luis Suárez liquidaron las esperanzas de River de hacer historia.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios