Policiales

Incautan armas y celulares

Múltiples allanamientos por balaceras y homicidios cometidos el fin de semana

Policía de Investigaciones irrumpió en ocho domicilios en busca de los autores del brutal ataque registrado el viernes por la noche en Pasaje 1801 y Valparaíso y de otro hecho que podría estar relacionado, ocurrido a unas diez cuadras


Rosario vivió uno de los fines de semana más violentos de los últimos tiempos, con seis homicidios en menos de dos días. El rebrote de asesinatos derivó en ocho allanamientos en busca de los agresores y en una conferencia de prensa del Ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, quien volvió a posar las sospechas en líderes de bandas criminales que se encuentran detenidos bajo presunción de que ordenaron los ataques desde prisión.

Ayer, la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a dos personas en ocho allanamientos relacionados con los asesinatos y balaceras ocurridos el viernes por la noche en Valparaíso y cortada 1801, y otra posterior en Nahuel Huapi al 4800. Además secuestraron tres armas de fuego y más de veinte teléfonos celulares.

Según investigadores, los ataques ocurridos con horas de diferencia en la misma zona podrían estar relacionados. Y ven detrás del rompecabezas a descifrar a bandas criminales que operaran desde la cárcel.

Para ello peritarán armas para ver si guardan relación con el doble crimen en el Fonavi del Parque del Mercado, donde murió un policía retirado, suegro del Luis Pollo Bassi y su pareja.

Los procedimientos se realizaron en la madrugada de ayer en zona sudoeste de Rosario en Avellaneda al 4500 y al 4600; Patagones al 4100 y 4300; Río de Janeiro al 3400; Cerrillo al 3700; Nahuel Huapi al 4700 y Dean Funes entre Lima y Manantiales.

Como resultado se produjo el arresto de Gastón A., de 24 años, y Sergio O, de 34, a quienes les secuestraron una pistola semiautomática calibre nueve milímetros con seis municiones, un revolver calibre 38 con seis municiones y una pistola semiautomática calibre 40 con 15 cartuchos. Además, la Policía incautó 25 teléfonos celulares y una moto Yamaha Crypton azul.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las órdenes de allanamientos fueron en el marco de la causa que investiga el ataque perpetrado alrededor de las 20.30 del viernes en la Vía Honda.

Allí en Pasaje 1801 y Valparaíso se desató una brutal balacera. Al menos tres sujetos se bajaron de un automóvil Corsa color gris encapuchados o con cascos –la versión varía según la fuente– y abrieron fuego con ametralladoras contra una decena de personas, entre las que había tres niñas pequeñas.

Producto del ataque una adolescente de 16 años investigada por la venta de drogas al narcomenudeo, Emilse Sosa, y un hombre de 50, Miguel Ángel Quintana, fallecieron casi en el acto. Además, una nena de cinco años peleaba por su vida luego de que un plomo le impactara en la cabeza. Siete personas más resultaron heridas de bala.

Los pesquisas admiten que esa balacera podría tener que ver con otro ataque ocurrido cuatro horas después a diez cuadras del lugar, en Nahuel Huapi al 4800. Allí Horacio P., de 57 años, recibió múltiples disparos que lo dejaron internado al borde de la muerte. Esa noche al acudir al lugar del hecho los uniformados demoraron a dos jóvenes en bulevar Avellaneda al 4800, a quienes les secuestraron una pistola casera tipo ametralladora, calibre 22, con 13 cartuchos intactos.

Gastón A. y Sergio O. fueron trasladados a la sede de la PDI y puestos a disposición del fiscal Ademar Bianchini. “Las armas fueron enviadas a peritar ya que se presume que podrían haber sido utilizadas en alguno de los hechos ocurridos durante el fin de semana”, dijeron desde el Ministerio de Seguridad. También se cotejará con las vainas encontradas en la escena del crimen ocurrido en Isola al 300 bis, donde murieron el sábado Eduardo Cisneros y Gloria Larrea, acribillados también desde un Corsa color gris. Los detectives confían en que el peritaje de los celulares pueda echar luz sobre los autores materiales e intelectuales del baño de sangre ocurrido el fin de semana.

El rebrote de homicidios que sufrió Rosario en pocas horas derivó en una conferencia de prensa del ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro quien señaló que lleva “62 horas trabajando en estos casos”. En rueda de prensa dijo que quiere “dejar en claro que vamos a dar con los responsables como lo hicimos hasta ahora”. Con respecto a las armas secuestradas señaló que “esperamos hacer los cotejos balísticos para tener claridad si fueron las armas de estas balaceras” y así “avanzar sobre las distintas hipótesis sobre quiénes dieron las órdenes”.

Comentarios