Edición Impresa, Policiales

imputación

Múltiples acusaciones para un sindicado narco de zona norte

El acusado es el hermano del líder de una de las facciones del paravalanchas leproso y fue detenido el miércoles pasado.


El hermano del líder de una de las facciones de la barra de Newell´s, sospechado de integrar una banda dedicada a diferentes delitos contra la propiedad, abuso de armas y narcotráfico, fue imputado anteayer por un robo calificado y portación de arma de fuego por un hecho ocurrido el 30 de enero último. Esta causa se suma a la acusación que realizó el jueves pasado la Fiscalía de San Lorenzo por dos portaciones de armas de fuego y daños ocurridos 48 horas antes en dicha ciudad. Por su parte, la Justicia federal interviene en la causa por un kilo de cocaína hallado en los operativos. Y en ese marco, el juez  Carlos Vera Barros indagó al principal detenido junto a los otros tres apresados por infracción a la ley 23.737. Voceros judiciales indicaron que continúan las pericias a los 38 autos, las 8 motos y los elementos de electrónicas incautados en la docena de allanamientos del miércoles realizados en Rosario, San Lorenzo, Capitán Bermúdez, Granadero Baigorria y Puerto General San Martín. Las fuentes del caso agregaron que también se investiga si hubo alguna connivencia por parte de uniformados de la Policía de Santa Fe.

Matías Ezequiel M., de 26 años, fue imputado anteayer a las 8 por el magistrado de Rosario Juan José Alarcón por el delito de robo calificado y portación de arma de fuego, tras la acusación que hizo la fiscal Georgina Pairola por una investigación del 30 de enero pasado. El muchacho también fue indagado ese mismo día por el juez federal Vera Barros, tras el hallazgo de cerca de un kilo de cocaína junto a los otros tres detenidos por encontrarles estupefacientes: Juan Ovidio M., de 51 años, apresado en Capitán Bermúdez; Brian A., de 22, en San Lorenzo, y Jorge Mario G., de 63 en Granadero Baigorria. El magistrado del fuero federal determinó que Matías M. y el bermudense de 51 años continúan detenidos por esta causa que investiga la tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

El jueves, Matías M. fue imputado en una investigación que lleva adelante el fiscal sanlorencino Aquiles Balbis por un hecho de portación de dos armas de fuego y daños ocurridos el 6 de marzo, dos días antes de los operativos, por el que fue liberado, indicaron las fuentes judiciales.

El muchacho, hermano de Coto –sindicado barrabrava y vinculado a la venta de estupefacientes en la zona norte–, fue apresado el miércoles pasado por personal de la Policía Federal Argentina (PFA) en España al 100 de la vecina localidad de Capitán Bermúdez. En ese lugar, los uniformados de la Federal incautaron más de un centenar de proyectiles calibre 38 y 3.80 junto a elementos de electrónica. Además, hallaron algunos gramos de marihuana y cocaína. “La causa posee numerosas pesquisas en proceso, en su mayoría por delitos contra la propiedad, que serán comprobadas tras el análisis de todo lo secuestrado hasta el momento”, describieron fuentes de la Justicia provincial.

De la docena de allanamientos, el procedimiento más importante tras la captura del sospechoso fue en un galpón el cual los pesquisas sospechan que pertenecía a Matías y a su hermano Coto, ubicado en Islas Malvinas al 300 de la localidad de Puerto General San Martín. En ese lugar, los pesquisas secuestraron un revólver calibre 38 (del total de los operativos se incautaron tres armas entre revólveres y pistolas, junto a tres réplicas), 30 celulares, 50 mil pesos y un balde de 20 litros con monedas por un valor de más de seis mil pesos, 887 envoltorios más dos bolsas y doce bochitas de cocaína que llegaron a un total de medio kilo; una notebook, una réplica de fusil de aire comprimido; 38 vehículos de distintas marcas y modelos; ocho motocicletas de alta cilindrada; junto a un sistema de monitoreo integrado de cámaras de seguridad. Con respecto a estos hallazgos, la causa por infracción a la ley 23.737 quedó en manos del juez Vera Barros.

Por su parte, los pesquisas señalaron que se analizaban los vehículos y elementos incautados para determinar su procedencia y determinar si fueron sustraídos o no. En ese sentido, algunas fuentes explicaron que en el galpón se dedicaban a restaurar los automóviles y agregaron que también se investiga algún tipo de connivencia por parte de uniformados de la Policía de Santa Fe.

Coto

Matías es el hermano menor de Marcelo “Coto” M. un hombre de 43 años, quien fue condenado pora una causa de 2008 por proveer de estupefacientes a la zona norte y en la localidad de Oliveros. Además, los investigadores relacionaron su apodo con una de las facciones disidentes en la barra brava de Newell’s que fundaron la nueva hinchada La Gloriosa. Sin embargo, en estos primeros meses los allegados al paravalanchas leproso aseguraron que Coto se abrió.

Al hermano mayor, las fuentes policiales provinciales y del fuero federal lo vincularon como socio de Matías aunque los voceros judiciales indicaron que no posee pedido de captura.

Comentarios