Edición Impresa, Policiales

parque casas

Muerte de Alexis Berti: “No nos van a callar, queremos justicia”

La Policía le mató a un hijo y dice que la amenazaron con ir por otro.


Una madre, una esposa, cuatro hermanas y muchas más mujeres se congregaron ayer en barrio Parque Casas para exigir que se esclarezca la muerte de Alexis Berti, el hombre de 30 años muerto hace diez días de un disparo policial en un oscuro episodio que su familia asegura fue una ejecución, y los uniformados un enfrentamiento. “Nosotras no usamos armas, no somos delincuentes y no queremos guerra: queremos justicia”, dijo una de las jóvenes quien explicó que dejaron a los varones afuera del reclamo por miedo, “porque la Policía los provoca y cuando reaccionan los reprimen”. También dijeron sufrir amenazas por parte de los uniformados quienes habrían anunciado la muerte del hermano mayor de Alexis.

Así lo aseguró ayer su mamá Roxana en diálogo con El Ciudadano, quien relató que el sábado la llevaron detenida y en el camino le advirtieron que también iban a matar a su hijo mayor.

“Anteayer allanaron la casa de mi mamá. Buscaban a mi hijo más grande porque el día que mataron a su hermano publicó un montón de pavadas en Facebook, del dolor, de la bronca. A mí me detuvieron por una moto que compré. Dijeron que tenía un pedido de captura de 2010, y yo les mostré los papeles de la verificación técnica de 2016. Pero me dijeron que los tenía que acompañar igual. Me llevaron esposada y en el camino me repetían que al pibe más grande mío me lo iban a matar. Después me devolvieron la moto y la libertad”, contó Roxana.

“Yo lo único que quiero es que los policías que mataron mal a mi hijo, que le dispararon cuando él tenía las manos en alto y después le plantaron dos armas, sean condenados por lo que hicieron”, siguió Roxana quien dijo que teme por la integridad de su hijo mayor pero que se siente “muerta en vida”.

En ese sentido, tanto ella como sus hijas aseguraron que por más que las amenacen y las persigan van a seguir reclamando justicia: “No nos van a callar, nos van a tener que matar a todas, porque no nos vamos a callar”, aseguraron ayer entre carteles donde denunciaban gatillo fácil y algunas frases bíblicas: “Ni la muerte ni la destrucción ocultan secretos al señor”.

Ayer, con el anuncio del reclamo, un audio de Whatsapp que la familia de Berti dijo desconocer la procedencia advertía sobre un ataque a la seccional 30ª, que fue reforzada por más uniformados. “El audio decía que íbamos a ir con armas, lo armaron a propósito porque nos quieren callar. Somos todas mujeres, está su mamá, sus hermanas, su esposa, no somos terroristas, no somos asesinos, es un reclamo pacífico. Solo queremos Justicia”, dijo una joven que lamentó los incidentes del día siguiente a la muerte de Alexis.

“Hubo chicos que tiraron piedras a la seccional, y eso está mal, lo hicieron de bronca y de dolor, porque los policías se reían en la cara y provocaban. Pero nuestro reclamo es pacífico”, continuó la joven.

Los disturbios a los que hizo referencia tuvieron lugar durante el cortejo fúnebre de Alexis, al día siguiente de su muerte, que pasó por la puerta de la seccional 30ª, donde hubo incidentes que terminaron con siete detenidos, cinco de los cuales fueron imputados y se encuentran con prisión preventiva.

Berti, conocido como Locochi, tenía tres hijos. Murió de un disparo policial el mediodía del 13 de mayo pasado en Vila al 1700. Según la autopsia preliminar el plomo le ingresó por la axila sin tocarle el brazo, lo que coincide con los dichos de la familia de que tenía las manos en alto cuando pidió por su vida. Según esa versión no existió enfrentamiento y las dos armas fueron “plantadas”. La Policía dijo que lo persiguió porque tenía una actitud sospechosa y cuando intentaron identificarlo se dio a la fuga e intercambió disparos.

Comentarios