Edición Impresa, Política

Moyano y un asado en Pérez con recolectores

Hugo Moyano cumplió ayer con su compromiso de venir a Rosario para la inauguración de la nueva sede del Sindicato de Recolectores de Residuos.

Tras anunciar junto a ministros del gabinete de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner un aumento del piso del impuesto a las Ganancias, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, cumplió ayer con su compromiso de venir a Rosario para la inauguración de la nueva sede del Sindicato de Recolectores de Residuos, conducido por Marcelo “Piti” Andrada.

En avión, Moyano llegó a la hora de la siesta al aeropuerto de Fisherton y de allí se trasladó al camping que el Sindicato de Camioneros de Rosario posee en la localidad de Pérez, donde compartió un asado con los recolectores, según precisaron fuentes gremiales.

El titular de la CGT no mantuvo contacto con la prensa, tal cual lo había comunicado un día antes el sindicato que lidera Andrada. Tampoco visitó la nueva sede gremial, ubicada en La Paz 1471 de Rosario, como estaba previsto originalmente.

“El anuncio con la presidenta cambió los planes y se demoró todo”, dijo un vocero del sindicato local.

La visista de Moyano a la ciudad estaba prevista para mediados de diciembre del año pasado, pero coincidió con el fallecimiento de la esposa de Pablo Moyano, uno de los hijos del líder de la CGT, por lo que el encuentro se postergó hasta ayer.

“Es un orgullo que nuestro líder inaugure nuestra casa que con esfuerzo y trabajo hemos levantado para todos nuestros compañeros recolectores”, había dicho Andrada antes de la llegada del líder camionero.

Lo cierto es que, sin brindar declaraciones a la prensa y en un viaje rápido, Moyano cumplió con los recolectores rosarinos y se comió un buen asado en Pérez.

Comentarios