Edición Impresa, Política, Últimas

Moyano planea denuncia por una “estafa procesal”

Su abogado espera un dato muy importante desde Ginebra para hacer la presentación en la Justicia.

El abogado de Hugo Moyano, Daniel Llermanos, confirmó que aguarda “información de Ginebra (Suiza) que podría llegar a última hora de hoy (por ayer)” para efectuar una presentación judicial, denunciando una presunta “estafa procesal” en el exhorto librado la semana pasada al juez federal Norberto Oyarbide para que remita al país helvético las causas que el titular de la CGT tenga en la Argentina.

Llermanos dijo a Télam que el informe que aguarda de Suiza “contiene un dato muy importante”, motivo por el cual la presentación judicial se demorará hasta contar con esa información, y estimó que el escrito podría ingresar “mañana mismo” (por hoy) en los tribunales de Comodoro Py.

Allegados al letrado anticiparon que se encontraron datos y relaciones entre personas que permiten sostener que el exhorto llegado a la Argentina solicitando supuestamente informaciones relacionadas a Hugo y Pablo Moyano “habría sido provocado mediante mecanismos irregulares”.

“Concretamente se sospecha que la Justicia Federal argentina fue víctima de una estafa procesal tendiente a perjudicar la imagen del titular de la CGT”, dijeron las fuentes que señalaron que la denuncia “será interpuesta en las próximas horas proporcionando datos para que la investigación pueda verificar esas conductas ilícitas y oportunamente condenar a los responsables”.

Esta situación ya había sido denunciada el viernes pasado por el diputado nacional y abogado de la CGT, Héctor Recalde, durante la conferencia de prensa en la que Moyano suspendió el paro programado para este lunes, convocado por el Sindicato de Camioneros y al que se plegó en pleno la Mesa Directiva de la central obrera.

A pesar de la marcha atrás de Moyano, el juez federal Norberto Oyarbide dio curso al pedido de información de la Justicia suiza sobre las causas en las que está involucrado el jefe sindical y ordenó una serie de medidas procesales que más temprano habían sido solicitadas por el fiscal federal Jorge Di Lello.

Puntualmente, Oyarbide pidió a la Cancillería la trascripción del marco legal en el que se encuadra el exhorto a fin de iniciar la recolección de copias de las causas en las que están involucrados Moyano, su hijo Pablo y el entorno familiar del líder sindical.

Mientras tanto, la Fiscalía General de Suiza confirmó en Ginebra que solicitó a las autoridades de la Argentina asistencia judicial en medio de una investigación sobre presunto lavado de dinero, aunque aclaró que esa pesquisa se lleva a cabo contra “personas desconocidas” y que el líder de la CGT, Hugo Moyano, y su hijo Pablo no son investigados en ese país de manera directa.

El pedido de información a la justicia argentina se relaciona con el bloqueo de 1.870.000 dólares que realizó la Justicia suiza sobre fondos de una cuenta perteneciente a Ricardo Rubén Depresbiteris y a su esposa, Marcela Elvira Mete, directores de la empresa Covelia, que maneja la recolección de residuos en 12 municipios bonaerenses y en el Mercado Central.

“A la altura de las circunstancias”

Para el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, Moyano “estuvo a la altura de las circunstancias” al decidir levantar el paro programado para ayer, luego de que la Justicia suiza aclarara que no investigaba al dirigente camionero.

“Los que tenemos responsabilidades dirigenciales tenemos también la obligación de tener un comportamiento acorde y Moyano algo de eso nos muestra cuando termina por suspender el paro. Él está a la altura de las circunstancias en ese punto, cuando termina por darse cuenta que es él quien tiene la palabra final de poner las cosas en su lugar”, dijo Fernández.

Comentarios