Edición Impresa, Política

molesto por los dichos de macri

Moyano advirtió al gobierno de Macri

El líder de Camioneros señaló que los sindicatos están “preparados para enfrentar cualquier avance sobre los derechos del trabajador”.


DYN13, BUENOS AIRES 04/12/2014, EL TITULAR DE LA CGT OPOSITORA, HUGO MOYANO, ADVIRTIÓ HOY QUE UNA EVENTUAL CANDIDATURA DE LA PRESIDENTA CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL PARLASUR "APUNTA A TENER INMUNIDAD" EN MEDIO DE LAS ÚLTIMAS CAUSAS COMO LA INVESTIGACIÓN POR PRESUNTAS IRREGULARIDADES CONTABLES DE LA EMPRESA HOTESUR.FOTO/ARCHIVO/TONY GOMEZ.

El ex secretario general de la CGT Hugo Moyano resaltó ayer que la central obrera “no es enemiga” del gobierno, pero subrayó que los sindicatos están “preparados para enfrentar cualquier avance sobre los derechos del trabajador” y advirtió que “ahí nadie se va a quedar callado”. “No somos enemigos. No queremos que nos tengan bronca, ni miedo, queremos que nos tengan respeto a los trabajadores. Esto es lo que a veces mucho no lo entienden”, sostuvo el líder del Sindicato de Choferes de Camiones.

En diálogo con radio Mitre, el referente gremial se quejó de las acusaciones del mandatario y de diferentes funcionarios nacionales a los dirigentes sindicales por problemas de productividad e indicó que “lo más fácil es echarle la culpa a los gremios, a los dirigentes”.

“Los funcionarios salen a criticar, demonizar, querer destruir a los dirigentes en particular, al movimiento obrero en general, para avanzar sobre los derechos de los trabajadores. En la década del 90 pasó esto. Estamos acostumbrados, pero además estamos preparados para enfrentar cualquier avance sobre los derechos del trabajador”, remarcó Moyano.

Y agregó: “No vamos a aceptar que el ataque sea siempre contra el movimiento obrero. Históricamente, el obrero organizado acompañó a los gobiernos. Pero, después, si quieren insistir y responsabilizar a los trabajadores de lo que ellos tienen que resolver, ahí nadie se va a quedar callado”.

En ese sentido, el ex líder de la CGT lamentó que “el trabajador no está bien” y señaló que “los gremios están dándose cuenta de que quieren avanzar sobre los derechos de los trabajadores, con la merma del poder adquisitivo del salario por la inflación, por ponerle un tope a las discusiones paritarias”.

“Hasta ahora no ha habido resultados favorables. Esto lo vivimos todos. No ha sido lo que ellos prometieron al principio. El movimiento obrero siempre está dispuesto ayudar a los gobiernos. Pero si quieren responsabilizar a otros sectores, no nos podemos quedar callados”, insistió.

Finalmente, el camionero se refirió a los distintos actos que se llevarán a cabo mañana con motivo del Día de los Trabajadores (ver aparte), entre los que se cuenta uno que encabezará el presidente Mauricio Macri junto a Gerónimo “Momo” Venegas.

“El grupo de la CGT hace el acto en Obras Sanitarias y, por supuesto, ahí va a estar la mayoría de los gremios”, concluyó.

Un sindicalismo dividido realizará cuatro actos

Dividido en varios sectores, el sindicalismo conmemorará mañana el Día de los Trabajadores con cuatro actos diferentes, uno organizado por la CGT, otro de las dos CTA, uno del grupo de gremios que lidera Gerónimo “Momo” Venegas y el restante de los sindicatos referenciados en partidos de izquierda.

Atravesados por diferencias ideológicas históricas y con distintas estrategias sobre cómo posicionarse frente al gobierno de Mauricio Macri, el mapa sindical volverá a reflejar su fragmentación en el Día de los Trabajadores.

Mañana a las 11 la CGT realizará su acto en el estadio de Obras Sanitarias, el el barrio porteño de Núñez, luego de haber atravesado la semana pasada su reunión de Consejo Directivo más caliente, con duros reproches cruzados entre sus integrantes. Se descuenta que los integrantes del triunvirato (Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña) serán los oradores de la ceremonia, en momentos en que la conducción tripartita surfea con dificultades las diferencias internas que vive la CGT, entre sectores más dialoguistas con el gobierno y otros con una posición más dura.

Por otra parte, el grupo de 80 gremios cegetistas que se ubica bajo el ala del líder del sindicato de Peones Rurales, Gerónimo Venegas, que se muestra cercano al oficialismo y decidió no participar de la conducción de la CGT reunificada, hará su propio acto del 1º de Mayo en el estadio de Ferrocarril Oeste a las 19. El plato fuerte será la presencia del presidente Macri, e incluso los organizadores se entusiasman con la posibilidad de que el mandatario aproveche esa platea para anunciar la exención del Impuesto a las Ganancias para las horas extra, algo que el gobierno continúa negociando con la CGT.

Por su parte, la CTA de los Trabajadores que conduce Hugo Yasky y la CTA Autónoma que lidera Pablo Micheli realizarán su acto por el 1º de Mayo en la “escuela itinerante”, montada por los gremios docentes, en la Plaza de los Dos Congresos, desde las 14. En ese acto, los dirigentes de ambas centrales, que siguen una postura de fuerte oposición al macrismo y sueñan con formar un frente sindical más amplio con los dirigentes de la CGT más críticos del oficialismo, llamarán a “profundizar la lucha” para frenar “las políticas de ajuste que hoy están produciendo un millón y medio de pobres en la Argentina”.

En tanto, los sindicatos alineados con el Frente de Izquierda, que integran el Partido Obrero y el Partido Socialista de los Trabajadores, harán una marcha a las 15 a la Plaza de Mayo. Allí, este sector, crítico de la “burocracia sindical” con la que vincula a la CGT, llamará a “una campaña por un paro activo de 36 horas y un plan de lucha nacional en defensa del salario, los puestos de trabajo y contra la represión”.

Comentarios