Ciudad, Edición Impresa

Motociclistas y jóvenes, al tope de víctimas de tránsito

Hospitales y estadísticas oficiales coinciden en el perfil. Bajan siniestros en ruta, crecen en zona urbana.

El año pasado bajaron los accidentes en ruta, pero aumentaron en la ciudad.
El año pasado bajaron los accidentes en ruta, pero aumentaron en la ciudad.

Un informe de la Asociación Civil “Luchemos por la vida” revela que entre el 1º de enero y el 30 de abril de 2010 se produjeron 2.533 muertes por siniestros de tránsito en todo el país. Si bien la cifra comparativa respecto a igual período de 2009 descendió entre 3 y 4 por ciento, los números resultan alarmantes. La estadística ubica a Santa Fe en segundo lugar en relación a la cantidad de muertos en accidentes con 205 casos. Sin embargo difiere de los números que elaboró la Agencia Provincial de Seguridad Vial, a cargo de Hebe de Marcogliese, que contabiliza la mitad de fallecidos como consecuencia de este flagelo. Sin embargo, Marcogliese destacó que las estadísticas se realizan con el objetivo de implementar políticas para evitar las muertes y en ese sentido destacó que el 40 por ciento de las personas fallecidas en accidentes son motociclistas. Y agregó que, de acuerdo con los datos recogidos durante el año pasado, hubo un descenso de accidentes en las rutas santafesinas en contraposición a un incremento en el ámbito urbano. La mayoría de los accidentados tienen menos de 30 años, es decir, conductores jóvenes. El grueso de los siniestros se producen en horarios laborales, entre las 7 y las 19 horas, exceptuando los vinculados a viajes y turismo.

“Desde la Agencia realizamos un trabajo de relevamiento integral que se publicará en marzo de 2011, con datos de 2010. Por el momento tenemos datos en crudo, que deben ser sometidos cada uno a un seguimiento de 45 días donde verificamos la información del siniestro con los organismos de seguridad y salud para identificar fehacientemente el hecho. Por ejemplo: hasta el 30 de marzo contabilizamos 103 con respecto a los 126 de 2009 a la misma altura del año”, destacó la funcionaria provincial.

El valor de los números

Marcogliese también se pronunció sobre las estadísticas, que en general resultan polémicas porque, los datos de las ONG suelen no coincidir con los datos oficiales, ni tampoco el de las organizaciones entre sí. La variación tiene que ver con el método y con los datos que se utilizan para componerlas.

“La estadística es una herramienta importantísima porque nos sirve para apuntar las políticas de la Agencia. Tras un análisis de modalidad, del grupo de riesgo y los factores que intervienen en los accidentes, sabemos dónde debemos trabajar”, sostuvo Marcogliese.

“En el caso de 2009, verificamos un descenso de accidentes en las rutas pero un incremento en el ámbito urbano. A su vez, encontramos que la mayoría de los accidentados tiene menos de 30 años, es decir, conductores jóvenes. También relevamos que 40 por ciento son motociclistas. Y, finalmente que los accidentes se producen en los horarios laborales, entre las 7 y las 19 horas, exceptuando los vinculados a viajes y turismo”, agregó.

Según destacó la funcionaria, a partir de ese relevamiento, “supimos hacia donde orientar los recursos, comenzamos a  trabajar en las reuniones de los Consejos de Seguridad Vial en toda la provincia con el conductor nuevo como grupos de riesgo – capacitación laboral vinculando también a empresas, prevención y seguridad vial– y atacar el factor de riesgo, que es la conducción urbana sobre todo de motociclistas”, explicó.

Con respecto a este sector, Marcogliese explicó que la Agencia está trabajando a partir de un plan integral de motos que comenzó en 2009 e incluye fomentar la exigencia de licencias de conducir, incorporar a los conductores de motos a las capacitaciones, incrementar los controles de motos y prevención a partir de los elementos de seguridad, en especial el uso del casco. Sobre este último item la funcionaría puntualizó que “inclusive se implementó el perdón de la multa por no utilizar el casco a partir de la compra del mismo”.

ONG

Alberto José Silveira, presidente de Luchemos por la Vida, sostuvo que el descenso en la cantidad de muertos por el tránsito a nivel nacional puede tener su origen en circunstancias aleatorias. No obstante, cualquiera sea el caso, remarcó que fueron 300 las vidas que se salvaron durante ese período.

En la trágica lista de víctimas fatales por siniestros de este tipo, el primer lugar lo ocupa la provincia de Buenos Aires que registra 1.013 muertos, entre Gran Buenos Aires y Capital Federal. Muy lejos, pero en segundo lugar, está Santa Fe con 205 decesos entre el mes uno y el cuatro del año en curso.

Entre los datos que se publican, se indica que las provincias que menos muertes registraron en el período mencionado son Tierra del Fuego (ocho casos), Neuquén (23) y Catamarca (28), a diferencia de lo que sucedió en 2009 cuando lideraba el ranking de menos muertes Tierra del Fuego (8) seguida por Santa Cruz (16) y Chubut (23 muertes).

En Santa Fe

Por su parte, en declaraciones periodísticas, el director del hospital José María Cullen, Francisco Sánchez Guerra, brindó la impresión de su efector sobre esta problemática, teniendo en cuenta que el fin de semana que pasó se registraron 54 ingresos por colisiones al mencionado nosocomio.

Según dijo, en este tipo de problemáticas complejas “hay mucho de educación y de responsabilidad civil de toda la población”. En el mismo sentido se mostró complacido de que se aumenten los controles por parte de agentes de tránsito o autoridades policiales, pero se lamentó de que no haya más conciencia de los habitantes.

En el marco de la cantidad de choques, el profesional destacó que los que más frecuentemente ingresan son motociclistas y con traumatismos de cráneo o fracturas diversas, que es lo más usual.

En tanto, Sergio Medina, jefe de Guardia del Hospital Cullen, aseguró que “históricamente y según las últimas estadísticas del nosocomio, el 50 por ciento de los pacientes que ingresan en la guardia es por accidentes en motovehículos”.

Comentarios