Edición Impresa, Política, Últimas

Moreno va por los surtidores

El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, anunció que aplicará la ley de abastecimiento desde la semana próxima, con el fin de hacer retroceder los precios de los combustibles y garantizar el suministro.

La Secretaría de Comercio Interior, conducida por Guillermo Moreno, advirtió ayer que aplicará la ley de Abastecimiento desde la semana próxima con el objetivo de hacer retroceder los precios de los combustibles, que siguen en persistente aumento, y garantizar así el suministro de naftas y gasoil. 

La advertencia se disparó luego de que la empresa Shell aplicara nuevos aumentos tarifarios, el segundo en dos semanas, que ubicaron el precio de la nafta súper en torno a los cuatro pesos, en la equivalencia de un dólar el litro. La empresa aumentó 3 centavos el litro de nafta súper y comenzó a ser vendida a 3,969 pesos.

Según es costumbre en el país, cada vez que una petrolera aumenta los valores de sus combustibles, es seguida por el resto durante los días siguientes.

Estas subas fogonean de inmediato aumentos en el resto de la economía y presionan sobre la inflación que, según algunos estudios privados, se ubica en torno al 25 por ciento anual.

Uno de los sectores más perjudicados por el persistente aumento del precio de las naftas es el transporte automotor, cuyos costos se resienten e inciden hasta en las negociaciones salariales con los choferes de camiones.

Frente a este panorama, Moreno levantó la amenaza de la ley de Abastecimiento –la 20680– que de aplicarse puede penalizar con cierres temporales a los comercios en los que se detecten aumentos desmedidos.

La intención es que aquellos que aplicaron los incrementos los retrotraigan, sin hacer desaparecer el producto de los surtidores.

Sin embargo, los expendedores de combustibles ya anticiparon que “es imposible” retrotraer los precios, como pretende el gobierno.

La presidenta de la Federación de Empresarios de Combustibles, Rosario Sica, aseguró que “es imposible retrotraer los precios” porque las estaciones “no tienen cómo hacerlo”.

“Eso provocaría más cierres de estaciones de servicio”, advirtió la dirigente, en declaraciones a un canal de noticias.

Según Sica, los reiterados aumentos en el precio de los combustibles “no es responsabilidad de las estaciones ni de las petroleras. Es del gobierno, que convirtió la actividad en deficitaria”.

La empresaria recordó que el secretario de Comercio “aplicó la ley de Abastecimiento hace dos años, en un momento que era necesario, pero ahora lo van a aplicar cuando el gobierno no ha hecho un plan energético nacional”.

Sica recordó que en aquel momento no acató la decisión de Moreno: “Me costó 29 actas, pero no lo hice porque era mandar al muere a más estaciones”.

Comentarios