Policiales

Juicio a Los Monos

Monchi Cantero: “No nos vamos a dejar verduguear”

En el reinicio del juicio oral contra Los Monos, Ramón Machuca, quien se encuentra en el pabellón 7 de Piñero, declaró lo que vivieron el lunes: "Nos cortaban el agua y la luz con el calor inmenso que hacía. Le dije al director que abran el pabellón para poder estar óptimos para estar acá presentes"


Monchi fue uno de los que tomó la palabra este martes en la reanudación del juicio. Foto: Juan José García

Durante la noche del lunes, el Grupo Especial de Requisa del Servicio Penitenciario entró a los pabellones 5, 7 y 8 de la Unidad 11 de Piñero en busca de teléfonos celulares, especialmente. Desde el Ministerio de Seguridad provincial explicaron que se trató de un procedimiento en el marco de las acciones preventivas que se realizan en todo el sistema carcelario. Mientras que en el juicio oral que se reanudó este martes contra Los Monos, Ramón Machuca, alias Monchi Cantero, y quien se encuentra en el pabellón 7 como varios de sus consortes de causa, declaró.

Dijo que estuvieron “engomados (encerrados)” desde las 18 hasta las 23.30, hora en que lograron sortear esa situación cuando vio en los pasillos al director general y le gritó que si no les abrían la puerta para bañarse y comer no asistirían al juicio al día siguiente. “Nos cortaban el agua, la luz, con el calor inmenso que hacía. Le tuve que decir al director para que nos abran el pabellón, para poder estar óptimos para estar acá presentes”, dijo.

Foto: Juan José García

Y aclaró que en la primera audiencia del juicio, cuando tardaron más de tres horas en subir a la sala de audiencias, “fue una forma de protesta contra el Servicio Penitenciario” y explicó: “Fue porque nos quisieron llevar a otra unidad, tenernos aislados de la familia, de tener comunicación y de ahí querían traernos para acá. Esa es una forma de generar gastos y horas extras. Eso no nos incumbe, pero quería aclararlo”, afirmó.

“Hoy como decidimos venir todos al juicio para no faltar el respeto a las autoridades, a todos los trajeron bien menos a mí y a Cantero (por Guille), que nos trajeron esposados, sin movimiento. Cantero puede mostrar las lastimaduras que le hicieron, yo que soy más chiquito, me pude agachar. A él lo trajeron en el medio y le lastimaron todas las muñecas”, describió. Y para finalizar dijo: “No nos oponemos a estar en juicio, porque es importante para nosotros. Se va a debatir la libertad de nosotros,  por eso decidí estar en todas las audiencias, pero tampoco nos vamos a dejar verduguear  como ellos quieren”.

Si te gustó esta nota, compartila