Edición Impresa, Política

Adicciones y delito

Molina: “Habilitaría el consumo de todo”

El titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), el sacerdote Molina, sostuvo: “Queremos que el consumidor sólo por el hecho de consumir no vaya preso”.


El funcionario a cargo de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), el sacerdote Juan Carlos Molina, aseguró ayer que está de acuerdo con habilitar “el consumo de todo”, al tiempo que adelantó que el gobierno impulsará un proyecto para evitar la criminalización del uso de drogas.

“Yo habilitaría el consumo de todo y abriría centros pero estamos hablando de la no criminalización. Hay que legalizar lo que hoy es ley, una ley de hecho”, subrayó el cura en declaraciones a radio Nacional Rock.

El secretario anunció que se presentarán tres propuestas en el Congreso, una para evitar la criminalización del consumo de drogas y otras dos para regular la publicidad de los medicamentos y el alcohol.

“No llamamos despenalización porque no es ése el proyecto, sino que hay que hablar de la no criminalización. Es reformular la ley que hoy existe. Estamos buscando en la legalidad algo que ya es legal. Hoy el que consume no va preso supuestamente por un fallo de la Corte Suprema”, sostuvo Molina.

Al respecto, enfatizó: “Queremos que el consumidor sólo por el hecho de consumir no vaya preso. Dejamos en la ley que si encuentran a alguien comercializando vaya preso”.

“Tengo tres argumentos para pelearlo. El primero es afectivo, que es que Estado está presente. El segundo es la no criminalización y sacarle a la Policía y a los juzgados que se le agarran con el más débil. Y el tercero es económico, para que los recursos vayan donde tengan que estar”, argumentó el sacerdote.

“Sólo agarran a los perejiles”

En tanto, Molina cuestionó la política del Ministerio de Seguridad en la lucha contra la venta ilegal de drogas y se quejó de que “no se agarra a los grandes narcotraficantes, sino a los perejiles”.

“El procedimiento de la Policía cuesta 1.200 millones de pesos. Ese dinero tiene que ir a la lucha contra el narcotraficante. No estamos agarrando a los grandes narcotraficantes sino a los perejiles”, cuestionó el sacerdote en declaraciones a radio Nacional Rock.

Molina aclaró que “la Sedronar no sólo se dedica a la prevención, sino que tiene equipos técnicos que trabajan en serio con este tema” del narcotráfico.

El funcionario también habló de los proyectos para regular la publicidad de medicamentos y alcohol y evaluó que en ese tipo de anuncios hablan de “un mundo mágico donde todo se soluciona de una pastilla a la otra en un minuto”.

“Es importante la regulación de la publicidad tanto del alcohol como de los medicamentos, que es un mundo mágico donde todo se soluciona de una pastilla a la otra en un minuto”, insistió.

“Vamos a tener problemas cuando empecemos a regular la publicidad de alcohol. Ahí vamos a tener un verdadero lobby”, advirtió el funcionario y consideró que “hoy el alcohol es un terrible problema”.

“Nos quieren vender que el consumo es responsable. La publicidad dice  «chúpense la vida que está todo bien»”, resaltó Molina. Además, sostuvo: “El alcohol no puede ser sponsor de ningún club de fútbol. Así que tengo a todos los presidentes de los clubes atrás mío, ni tampoco pueden ser sponsor de eventos culturales. Las mujeres más lindas no pueden ser de la cerveza porque no es real”.

Giustozzi: “Es una irresponsabilidad”

El presidente del bloque de diputados nacionales del Frente Renovador, Darío Giustozzi, cuestionó ayer las expresiones del cura Juan Carlos Molina sobre habilitar el uso de drogas y consideró que “es una irresponsabilidad alentar” el consumo.

“Sin planes de contención y asistencia terapéutica eficientes del Estado, extendidos por todo el territorio nacional, es una irresponsabilidad alentar el consumo de drogas”, estimó el diputado massista. A su entender, “los sectores más vulnerables de las sociedad son los que sufren el mayor daño si se introducen en el mundo de las drogas, ingresan en una suerte de ciénaga de la que después no pueden salir”.

“Aquellos que conviven con el dolor, el horror, el abuso, la indigencia, el maltrato, son mucho más vulnerables que un profesional de clase media acomodada que puede consumir droga como algo recreativo, y aún así es peligroso”, señaló Giustozzi.

En un comunicado, se expresó así tras las declaraciones de Molina, a cargo de la Sedronar, que ayer afirmó que “habilitaría el consumo de todo”.

El diputado del Frente Renovador también cuestionó al actor Dady Brieva, que días atrás aseguró que “la marihuana es la droga que más une”.

“Que famosos y funcionarios salgan en los medios minimizando el problema, o por lo menos sin advertir y comunicar responsablemente de los peligros, o planteando el consumo como algo divertido donde no pasa nada, es una locura”, agregó Giustozzi.

Comentarios