Espectáculos

Festival Internacional El Cruce

Miradas que se cruzan en la búsqueda de identidades

La segunda etapa del año del ya clásico encuentro organizado por Cobai, que arranca este lunes y se extiende hasta el domingo 21, entrelaza esta vez su programación con el ciclo Teatro X la Identidad


David Zambrano, figura y referente

 

En febrero de este año, el Festival Internacional de Artes Escénicas Contemporáneas El Cruce ponía en marcha una vez más una de sus tantas mutaciones. El encuentro, que nació con el siglo y que en ese 2018 transita su 18ª edición, siempre atento a la innovación y la experimentación que han convido en él desde su génesis, se corrió del calendario habitual de septiembre y octubre y, cuando aún resonaban los ecos de la edición 2017, irrumpió en el verano rosarino con un puñado de propuestas que tuvieron como inolvidable remate la presentación, por primera vez en Rosario, de la compañía Les Slovaks Dance Collective de Eslovaquia con tres propuestas.

Pero ahora El Cruce, que para esta edición cuenta con el apoyo de la provincia, el municipio y el Instituto Nacional del Teatro (INT), vuelve a latir, al parecer atraído por los aires estivales. Es así que este lunes pondrá en marcha su segunda etapa del año, que se extenderá hasta el domingo 21, y que entre otras variables entrelaza su programación con la del emblemático ciclo Teatro X la Identidad Rosario. Pero además tiene como gran figura invitada al reconocido coreógrafo venezolano David Zambrano, quien en la actualidad vive entre Ámsterdam y Bruselas después de un lago período en Nueva York, donde se formó con los más grandes maestros.

“Este es un festival que ya es para todo el público y no sólo para aquellas personas que tienen una mirada acerca de la danza contemporánea o las nuevas tendencias en la danza; precisamente se llama El Cruce porque siempre buscó ese cruce de la danza con todas las otras artes”, adelantó María Fernanda Vallejos, integrante de Cobai, la asociación local sin fines de lucro que nuclea a coreógrafos y bailarines de la ciudad y que motoriza el encuentro desde sus inicios.

“Este año se llama «Un cruce para la identidad», porque como cada año tenemos una pregunta para hacernos entre todos, y la de este año tiene que ver precisamente con la identidad; por eso que esta edición la llevamos adelante junto con la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo Rosario a través de su proyecto Teatro X la Identidad, con una programación compartida”, destacó Vallejos.

En este cruce de festivales, lo que prevalece es la búsqueda de un fortalecimiento mutuo que se vuelva transformador para ambos colectivos locales, teniendo como norte la identidad en su multiplicidad de formas y sentidos. “Entre muchas cosas para destacar, viene a El Cruce Paulina Tovo que es una gran referente por su trabajo en relación con la identidad. Ella va a dictar un taller de creación escénica que toma como punto de partida la narrativa propia y tiene un montaje final, que es abierto a toda la comunidad y no sólo a bailarines, al tiempo que ofrecerá una función de <Yo es tu<, un material que se enmarca dentro del teatro documental, el viernes, a las 21, en Subsuelo de Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza)”, repasó Vallejos, quien también destacó, en relación con la identidad de la danza local, la presencia en esta edición de la emblemática bailarina, coreógrafa y docente local Cristina Prates, creadora del grupo Seisenpunto.

De hecho, en el marco de la programación, se presentará el domingo 21, a las 20, en La Comedia (Mitre y Ricardone), una reposición de Cuatro cuartos, destacado trabajo de Seisenpunto estrenado en 1999, que abreva en el cruce de la danza con el teatro e indaga en el mundo de lo femenino, en este caso, en el de una madre y sus hijas. “El Cruce ofrece habitualmente reposiciones de obras, como es en este caso Cuatro cuartos, para que podamos verlas en perspectiva, con una mirada más contemporánea, sobre todo porque es un material muy emblemático de la producción escénica local”, evaluó Vallejos acerca de esta obra dirigida por Prates quien también participará de un conversatorio sobre el recorrido del grupo.

 

Punto de partida

Más allá de que El Cruce 2018, que integra la Red de Festivales Ciudades que Danzan y que en la presente edición ofrecerá también un importante espacio para la Videodanza, comienza este lunes con el seminario de Flying Low y Passing Through dictado por el maestro y especialista en la materia David Zambrano, la inauguración oficial tendrá lugar el martes, desde las 20, frente al Museo de Arte Contemporáneo Macro (Oroño y el río) con una serie de actividades con entrada libre y gratuita.

En principio habrá una presentación oficial de los festivales hermanados El Cruce y Teatro X la Identidad, a cargo de la actriz Lala Brillos. Luego, una intervención a cargo de Ofelia Castillo, Jana Manfred, Vilma Echeverría y Ciro Covacevich, para dar paso a una jam de improvisación de danza y música del grupo Caída Libre de Rosario. La jornada sumará, entre otras actividades, una función de la elogiada obra Migas, bajo la dirección de Ariel Gauna y Analía Torti, quien también es la interprete, y el cierre será con música en vivo a cargo de Una Cimarrona (Rosario).

La información detallada de toda la programación de la presente edición de El Cruce se puede consultar en la página oficial de Facebook, festivalelcruce, o bien en la página de Cobai, cobai.org.

 

David Zambrano, figura monumental

Después de tres años de trabajo y gestión, la presente edición de El Cruce contará con la movilizante presencia del bailarín, coreógrafo y maestro venezolano David Zambrano, figura monumental en la comunidad internacional de danza radicado en Europa, reconocido además por su pasión por el intercambio cultural que continúa influyendo en su trabajo. “Se trata de un embajador y enlace a través de muchas fronteras que reúne a artistas de todo el planeta para sus proyectos”, adelantan desde la producción del festival.

Zambrano ofrecerá un seminario y dos coreografías que se verán el sábado, desde las 21, en La Comedia (Mitre y Ricardone), con entradas populares. En primer lugar, será de la partida T.B, un solo de danza improvisado, como homenaje a la reconocida coreógrafa norteamericana Trisha Brown (1936-2017). Luego ofrecerá un fragmento de Holes, que es una serie de cuatro duetos concebidos y dirigidos por Zambrano en colaboración con Jimmy Ortiz, Cynthia Loemij, Sue Yeon Youn y Milan Herich. Para esta edición de El Cruce, Zambrano realizará el dueto junto a Jimmy Ortiz, quien además ofrecerá una clase abierta y audición para el proyecto de formación e investigación Ensimismados (ensimismados.com), que desarrolla en Costa Rica (viernes, a las 15.30, en La Sonrisa de Beckett, de Entre Ríos 1051).

A la fecha, Zambrano enseñó su propio enfoque del baile en más de sesenta países y se presentó en cientos de escenarios de todo el mundo. Sus piezas van desde la coreografía, pasando por la improvisación estructurada hasta llegar a la improvisación pura.

Nacido en Venezuela, Zambrano vivió quince años en Nueva York y en la actualidad reside entre Ámsterdam y Bruselas.

Sus materiales y experiencias de trabajo aparecen habitualmente programadas en los más destacados festivales del mundo, al tiempo que es el ganador de una beca en memoria de John Simon Guggenheim 2010 para Latinoamérica y el Caribe. También recibió subvenciones, premios y becas del National Endowmentfor The Arts, la Fundación de Nueva York para las Artes; el Fondo Suitcase administrado por Dance Theatre Workshop, el Consejo Estatal de Nueva York para las Artes, The Jerome Foundation y el Joyce Foundation, además de la Fundación Mertz Gilmore.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios