Ciudad

Contra el ajuste nacional

Miles de santafesinos defendieron la salud pública

El acto se realizó este jueves a la mañana frente al Cemar, en San Luis y Moreno. Participaron dirigentes políticos, gremios e integrantes del colegio de médico


Foto: Juan José García

Miles de ciudadanos se juntaron este jueves a la mañana frente al Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar), en San Luis y Moreno, donde se realizó la versión local de la marcha federal en defensa de la Salud Pública. Protestaron contra la reducción de del Ministerio de Salud a Secretaría bajo la órbita de la cartera de Desarrollo Social. También por el recorte presupuestario del 20 por ciento para el 2019. El rechazo a las políticas de Cambiemos incluyó fuertes críticas a la Cobertura Universal de Salud (CUS), el sistema impulsado por la Casa Rosada desde agosto de 2016 al que cuestionaron por desproteger a los sectores más vulnerados y ser una estrategia para desfinanciar la salud pública que prestan las provincias. Por último, criticaron el recorte de la entrega de medicamentos a pacientes con HIV, el retaceo de preservativos y otros métodos anticonceptivos en el marco de los programas de salud sexual y reproductiva.

Del acto participaron los ex gobernadores Antonio Bonfatti, Hermes Binner y el senador provincial, Miguel Cappiello, los docentes de Coad y Amsafé, más autoridades de los colegios de médicos y psicólogos de Santa Fe. Los organizadores leyeron un documento de consenso nacional que replicaron las otras concentraciones programadas a los largo del país.

Malestar

El secretario de Salud de la Municipalidad de Rosario, Leonardo Caruana destacó la conjunción de fuerzas de distinto origen en defensa del derecho a la salud que este jueves se hicieron oír en el centro de la ciudad. “La alta convocatoria refleja el malestar con las decisiones políticas a nivel nacional en relación al retiro progresivo de pensar la salud como un derecho humano que termina con una medida que es retroceso como es el cambio del rol del Ministerio de Salud”, señaló el funcionario a El Ciudadano. Para él, al desmantelamiento de algunos programas y la ausencia de insumos, se suma la incertidumbre en la provisión de medicamentos lo cual dificulta la planificación. “No se puede relacionar con un ajuste fiscal. La salud como es derecho humano y gratuito. Hay que profundizar la producción pública de medicamentos como decidimos hacer en la provincia”, concluyó.

La titular del Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus), María Fernanda Boriotti celebró la unidad en la marcha de este jueves. “Fue un esfuerzo de todas las organizaciones que participamos. Hicimos una marcha con sindicatos y organizaciones de pacientes de hospitales. También participaron movimientos sociales con amplitud y transversalidad en sus armados”, dijo a El Ciudadano. Para Boriotti, la situación es preocupante. “El recorte lo vemos en la disminución del envió de vacunas, de insumos y de medicamentos que deterioran la salud en todo el país”, señaló la gremialista y mencionó que hubo una reducción en el presupuesto para diálisis y vacunas.

“El presupuesto 2019 de los programas destinados a madres y niños se redujo a la mitad. La política de salud de Nación es criminal y la degradación del Ministerio a Secretaría es concordante con sus políticas”, concluyó.

El concejal del Partido Socialista (PS), Enrique Estévez también manifestó su preocupación ante el recorte. En particular en la Dirección de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual. El edil señaló que a los constantes retrasos sobre la provisión de los medicamentos para pacientes de HIV, el proyecto de Presupuesto 2019 establece un fuerte ajuste que pondrían en peligro los tratamientos. “En reiteradas ocasiones Nación se atrasó en el envío de medicamentos para pacientes que están en tratamiento por HIV. Se trata de retrovirales que son muy costosos y que muchas personas no pueden adquirir. Ante esta situación de abandono y desidia, el Gobierno de Santa Fe tiene que salir a tapar esos baches de Nación y hacerse cargo porque las personas no pueden interrumpir sus tratamientos”, señaló indicó Estévez y dijo que hay más de 70 mil personas en tratamiento en el país. “Ya sabemos que los pacientes con HIV o enfermedades oncológicas parecen no ser una prioridad para este gobierno nacional. Lo vemos en la subejecución presupuestaria ya que este año utilizaron un 40 por ciento de los fondos destinados para el área”, culminó.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios