Asociativismo

Pasta de héroes

Mil Hojas resiste a la debacle y a la “competencia desleal” de los grandes

La intendenta y el secretario provincial de Economía Social visitaron la planta de la Cooperativa y felicitaron a sus integrantes. “Queremos estar cerca de las empresas recuperadas que en medio de las dificultades producen y dan empleo”, saludó Fein


La intendenta de Rosario, Mónica Fein, y el secretario de Desarrollo Territorial y Economía Social de Santa Fe, Mauro Casella, recorrieron el viernes las instalaciones de la empresa Cooperativa Mil Hojas, firma rosarina dedicada a la elaboración de una gran variedad de pastas frescas y secas, milanesas de soja y aceite de oliva, entre otros productos.

“Queremos estar cerca de aquellas empresas recuperadas que en medio de las dificultades producen y dan empleo a más rosarinos”, señaló Fein. Y agregó: “No es un momento fácil de la economía, y acá el Estado debe estar para acompañar a cooperativas como Mil Hojas, escuchar sus necesidades de primera mano y poner el municipio a disposición”.

La mandataria recordó que la Cooperativa de Trabajo Mil Hojas “es considerada un ejemplo de autogestión”, desde que fue rescatada por sus propios trabajadores. La empresa bajo patrón bajó sus persianas en la crisis del 2001 y fue íntegramente recuperada. Hoy cuenta con dos plantas de producción, una industrial en avenida Uriburu y Entre Ríos, en el distrito Sur, donde funciona la fábrica y la venta mayorista, y su local tradicional ubicado en Alsina 1030, en barrio Echesortu.

La cooperativa está integrada por 15 socios fundadores. Otros 50 trabajadores se desempeñan en la empresa Pastas del Sol SRL, que elabora productos en exclusividad para Mil Hojas en su nueva planta. Además de su marca principal, también produce y comercializa bajo los nombres de Don Sixto, Doña Nilda (en homenaje a la cocinera más famosa de la ciudad, Nilda de Siemienczuk, que colaboró con la cooperativa en su primera etapa), Mil Keiks y Mil Olivos.

Actualmente, Mil Hojas cuenta además con una flota propia de vehículos refrigerados destinada a la distribución de sus alimentos. También recurre a un promedio de 60 distribuidores particulares en Santa Fe, varias ciudades del sur de Entre Ríos, la zona este de Córdoba y la norte de Buenos Aires.

En un presente complicado para el desarrollo del mercado interno, los integrantes de la cooperativa manifestaron su preocupación por la caída de ventas, pero también por “la competencia desleal” que padecen por parte de “las grandes marcas nacionales que llegan a la ciudad con segundas marcas donde se privilegia el bajo costo a la calidad del producto, algo que Mil Hojas no hace”, afirmó Silvia Mabel Aprile, socia fundadora de la Cooperativa.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios