Edición Impresa, Política

Mientras Cristina suspende viaje, Cobos le jura lealtad

La presidenta desistió viajar a China y el vice en un comunicado le pidió que “reconsidere su posición”

La presidenta habló y respondió en su sorpresiva tercera conferencia de prensa.
La presidenta habló y respondió en su sorpresiva tercera conferencia de prensa.

La presidenta Cristina Kirchner postergó ayer su viaje a China por temor a que el vicepresidente Julio Cobos “obstruya” sus decisiones en torno al Banco Central y convoque a sesiones extraordinarias en el Congreso para analizar el tema.

“Este viaje me obliga a estar más de diez días afuera del país, un lapso demasiado grande cuando quien ejerce la vicepresidencia del país no cumple el rol que le impone la Constitución y no sólo se ha convertido en líder de la oposición, sino que se opone y obstruye a medidas que son resorte de la presidenta”, advirtió la jefa del Estado en conferencia de prensa en la Casa Rosada.
Por su parte, el vicepresidente, luego de las declaraciones de Cristina, salió al cruce y pidió que “por el bien del país reconsidere su decisión y viaje a China”, tras prometerle “lealtad” a la jefa de Estado.

“Quiero llevar tranquilidad asegurando que no realicé ni realizaré ninguna acción fuera del rol que me asigna la Constitución. A ella le debo lealtad y por ella juré observar y hacer observar fielmente la misma”, señaló Cobos en un comunicado.

Al respecto, remarcó que “éste es un viaje muy importante que fue largamente planificado y acordado” y, además, “representa una excelente oportunidad para profundizar las relaciones bilaterales con la segunda economía del planeta”.

En tanto, la presidenta, tras convocar a la reunión de una comisión bicameral en el Congreso para se pronuncie sobre el desplazamiento de Martín Redrado del BCRA, subrayó que su responsabilidad es “quedarse en el país frente al manejo de la cosa pública por (temor a) cualquier medida que apunte a desestabilizar” a su gobierno.

“Si otros no ejercen su rol con responsabilidad yo sí lo voy a hacer. Me quedo aquí porque cualquier medida que tienda a desestabilizar es responsabilidad mía, y el vicepresidente no cumple con su rol”, señaló la jefa del Estado, que el viernes próximo debía partir hacia el país asiático para una misión comercial.

La decisión de la jefa del Estado mostró su fuerte desconfianza hacia al vice, a pesar de que el radical ya había señalado en dos oportunidades que no convocaría a extraordinarias en su ausencia, ni tomaría “ninguna decisión” en contra de el rumbo que la presidenta otorga a su gestión.

“Cada vez que he estado a cargo del Poder Ejecutivo he cumplido con las funciones correspondientes y nunca he tomado ninguna decisión, ni firmado ningún decreto, ni he realizado ninguna acción en contra de las políticas del Poder Ejecutivo Nacional”, planteó el vice la semana pasada en un comunicado, a pesar del reclamo de la oposición para que ponga en funciones al Congreso.

Sin embargo, la mandataria dejó en claro que en todo caso ella sería la responsable política por las decisiones que pudiera tomar el vicepresidente en su ausencia, porque “la Constitución fija que el Presidente de la Nación es el jefe supremo de la Nación y es el responsable político de la administración del país”.

El temor de la jefa del Estado es que Cobos haga uso de su facultad de llamar a sesiones para tratar en ambas cámaras los Decretos de Necesidad y Urgencia que dispusieron el uso de reservas del Banco Central para pagar vencimientos de la deuda pública y desplazaron a Martín Redrado de la presidencia de la entidad monetaria.

Sin nombrarlo de manera directa, Cristina Kirchner destacó que “hay una incompatibilidad” en el rol de Cobos porque “si es vicepresidente no puede ser opositor” y utilizó un eufemismo con el fútbol para criticar al vicepresidente: “No se puede estar en la tribuna de River gritando los goles de Boca”.

“Hay una obstrucción permanente en cada una de las medidas del gobierno: medida que toma el gobierno encuentra al vicepresidente como vocero opositor”, se quejó la mandataria en alusión a los planes de Cobos para sucederla en la presidencia a partir de 2011.

Cristina: “Qué amplia que estoy ultimamente”

En medio de la crisis institucional provocada por el conflicto en el Banco Central, la presidenta Cristina Kirchner convocó ayer a una sorpresiva conferencia de prensa para anunciar que no viajará a China para que el vicepresidente Julio Cobos no quede a cargo del Poder Ejecutivo. La Presidenta se quejó por la cantidad de preguntas que le hicieron y retó al secretario: “¡Pero cuántas preguntas! ¡Fueron ocho y habíamos dicho cinco porque tenía que ir al acto!”, dijo. Y finalizó con una broma: ¡Qué amplia que estoy últimamente”. La conferencia fue en el Salón Sur de la Rosada. En primera fila estuvieron el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el ministro de Economía, Amado Boudou; el ministro del Interior, Florencio Randazzo; Agustín Rossi, y Miguel Ángel Pichetto.

Comentarios