Coronavirus, Política

Pandemia

Michlig: “Si no somos respetuosos de las normas, lo que sigue es disminuir la actividad económica”

El ministro de Gestión Pública de la provincia dijo que se restringieron “las reuniones afectivas” porque de tener que “achicar el comercio, el daño sería aún más grave del que ya tenemos”. La ministra de Salud Martorano dijo que "el mate fue una gran vía de contagio"


El ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, advirtió que las nuevas restricciones impuestas para los encuentros afectivos dispuestas por el gobierno provincial tras la multiplicación de casos en algunas localidades “son un esfuerzo más para evitar un retroceso en las actividades económicas. Si tenemos que condicionar el comercio, el daño sería aún más grave que el que ya se creó con esta crisis del coronavirus”.

Desde este mes de julio los encuentros con familiares o amigos sólo se podrán realizar los fines de semana y no todos los días, como era hasta el momento. “Si no somos respetuosos de las normas en esta instancia, lo que sigue es disminuir la actividad económica”, advirtió el funcionario provincial en declaraciones a LT8. “Es un esfuerzo que se hace para sostener el nivel de actividad económica”, insistió.

“Desde el Estado se hace un esfuerzo extremo para que se entienda esta situación. Si no somos respetuosos de las normas en esta instancia, lo que sigue es disminuir la actividad económica. Y eso generaría un daño aún más grave que el que se creó en esta crisis”, explicó.

“La semana pasada ampliamos los controles en los límites de la provincia, pero al ver el comportamiento en torno a las reuniones decidimos aplicar las restricciones a las reuniones familiares o afectivas porque vimos que algunos pueblos había una propagación de casos muy importante”, añadió.

“Se nota el relajamiento”

“El mate (compartido) fue una constante, fue una gran vía de contagio”, advirtió la ministra de Salud, Sonia Martorano, en diálogo con Radio 2, en referencia al crecimiento de casos en la localidad de Carreras. La funcionaria reconoció que la provincia sigue sin circulación comunitaria pero se encuentra en una situación complicada por la cercanía con Chaco y Buenos Aires.

“Se nota el relajamiento”, lamentó Martorano e insistió que las restricciones que aún perduran, muy pocas en comparación a otros lugares, son sólo “ahora”.

Comentarios